Domingo 08/07/2018

UNA PUÑALADA MÁS A LA CULTURA Y VAN…

De los creadores de “Nadie que nace en la pobreza en la Argentina hoy llega a la Universidad” llega “A la clase media le pido que dé propinas y changas”

 

El lunes de esta semana, en el programa “Desde el llano” conducido por Joaquín Morales Solá, estuvo la Diputada Nacional Elisa María Avelina Carrió. En dicho programa, la política dijo (luego de decir miles y miles de barrabasadas): “Yo sé que hay una desesperanza, yo sé que el impacto es sobre los salarios, la primera recomendación que le hago a la clase media y media alta, dé propinas, aunque le cueste haga la changa, hay más de dos millones o tres millones de personas que viven de esa changa ¿está? y a veces nosotros cuando nos ajustamos lo primero que dejamos es de dar propinas, esto va cortando un círculo…”

 

Quisiera analizar un poco lo que dijo esta señora, primero si usted sabe que hay desesperanza, ¿por qué no hace nada? Usted dice ser la mano derecha (nunca usado de mejor manera) de Mauricio Macri, haga algo para que no haya desesperanza y que el ajuste no lo paguemos los asalariados. Cuando habla de dar propinas o demos changas, habla de un número entre dos y tres millones de personas, ¿Señora Carrió, usted entiende que hay un millón de personas entre dos y tres, básicamente la mitad de la población de Mendoza? Tres millones de personas viviendo de changas, que tienen familias (y que según las cifras ya conocidas son mucho más de tres millones de personas) a las que deben darle de comer todos los días. 

 

La solución de este gobierno, al parecer, es simple: “Salvense entre ustedes, porque desde arriba no los vamos a ayudar, es más, cada vez los vamos a perjudicar más”. Pienso que, cada día que pasa, la realidad de la Argentina cada vez es más cruda. Siguen los despidos, sigue subiendo la inflación, los sueldos están por el piso (de los que arreglaron, porque todavía hay sectores, como los docentes universitarios, que el único aumento que han tenido es de un cinco por ciento y todavía no tienen un acuerdo salarial, a cinco meses de haber vencido el plazo del acuerdo salarial del año pasado), la pobreza no para de crecer, la desnutrición en les pibes de los barrios tampoco, y aun así, gente que no le falta nada y le sobra mucho, sigue decidiendo meternos cada vez más en la miseria.

 

En el título de la nota ustedes pudieron leer “una puñalada más a la cultura”, eso es porque paralelamente (y no es casualidad) en la Ciudad de Buenos Aires se está promoviendo la criminalización del arte callejero a través de la modificación del código contravencional. Para la gente del Jefe de Gobierno Larreta, el arte en las calles son ruidos molestos. Quien haya ido hace unos meses al Festival “Pacharte”, debe saber que se le quiso poner a la Revista “Palabras Macabras” (que participaba del evento como uno de los organizadores) una multa, justamente, por ruidos molestos.

 

El arte no es ruido, el arte es la expresión del pueblo, sea la hora que sea. El arte es la queja del pueblo cuando las cosas no están bien, sea el lugar que sea. El arte es la manera que tiene la cultura de resurgir constantemente en contra de los ataques que recibe por parte de gente como Mauricio Macri (Presidente), Alfredo Cornejo (Nuestro Gobernador), Diego Gareca (Secretario de Cultura de Mza y responsable de que, entre otras cosas, el MendoRock no exista más), Billy Romero (Ex Director de Cultura de Capital quien mantuvo la disposición municipal que criminalizaba el arte callejero en la Ciudad de Mendoza, aprobada por la última dictadura), Rodolfo Suárez (actual Intendente de Capital y uno de los promotores del código de convivencia que rige en nuestra Ciudad y multa al arte callejero por Ruidos Molestos o por no tener los “permisos correspondientes”), Horacio Rodríguez Larreta (Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires).

 

Personajes como estos, entre muchos otros, han destinado a la mayor masa de los artistas a vivir de changas o propinas (claramente con eso no pueden vivir, pero nadie se preocupó por darle un lugar real a nuestros artistas). Y es muy paradójico como, por un lado, Lilita nos dice que demos propinas y changas, pero por otro buscan a toda costa criminalizar las propinas y las changas a más no poder. 

 

Desde “Palabras Macabras” creemos que es importante que los artistas ocupen el lugar que deben, que su carrera no sea tortuosa, que se implementen leyes para que los artistas puedan vivir de ello como un trabajo, que desde el Estado se dispongan las condiciones para que el arte sea una profesión como cualquier otra. Desde “Palabras Macabras” nunca dejaremos de pelear para que personas inoperantes e incompetentes dejen de ocupar lugares decisivos para la cultura de nuestro país y provincia. 

 

Hace meses que venimos sosteniendo lo mismo, en épocas de ajuste, el arte y la cultura se ve perjudicada, porque el pueblo deja de tener dinero para gastar en ese esparcimiento que nos brindan aquellas personas que buscan cambiar el mundo. Pero les artistes mendocines no dan el brazo a torcer, cada vez son más las presentaciones gratuitas o a la gorra, cada vez más los espacios autogestionados abren sus puertas para que la gorra se pase, porque el arte mendocino tiene mucha calidad, una calidad humana inmensa que se burla de las estrategias que intentan acallarnos.

 

Las intervenciones en los lugares públicos deben comenzar a aparecer más a menudo de lo que aparecen. Los artistas y hacedores culturales debemos tomar las calles, hacerlas nuestras a toda hora del día, mostrar que la vida está ahí y le ponemos el pecho a las balas, y que la Ciudad es del pueblo y del arte que surge del mismo, la Ciudad no es de los políticos ni del puñado de artistas que forman una Élite. El ajuste lo enfrentamos todos, y “Palabras Macabras” busca y va a seguir buscando que el arte se apodere de cada esquina.

 

¡¡¡EL ARTE NO ES DELITO!!!

 

P.D.: Estamos preparando algo grande y lindo para el pueblo, les bufones macabres saldrán a la calle… ¡Salud!


Escribir comentario

Comentarios: 0

NOTAS RELACIONADAS