Jueves 02/11/2017

ANTÍTESIS

No escatimar, bola de tierra húmeda, corriente de aire nato, vibra de local interrumpido.

 

Bajada de infarto, esculpido en mármol, algodón empapado.

 

No es la idea de saberme, tampoco es la idea de idearme arrebatada.

 

No sé si puedo idealizar/idealizarme en este destajo de sequedad.

 

No sé si me animo a pensar que voy cubriendo con polvo los muebles atañeros.

 

Tal vez me reniego a pensar que otro ocupa mi aquí y ahora.

 

Me miro y me encuentro estática y amante.

 

O tal vez solo veo lo que me quiero mostrar.

 

Y capaz me estoy mostrando esto. 

 

Tal vez me tiro al pozo y floto pero ¡ah! No sé flotar, ¿entonces? Creo que juego a ahogarme.

 

Y si me ahogo lento… exclamo, pero si me ahogo rápido pregunto: ¿Podés entender mi anagrama? ¿Podés entender que así como me llamo Mica también soy Cima? ¿Cima de montaña nublada o cima en bajada?

 

¡Ay no sé de mí, no sé de mi incoherencia! No sabría como explicarte lo fluvial de mi alma.

 

No sé si te asustarás o te quedarás, creo que me acostumbré al verbo dejar, al pasatiempo de clasificar las acciones tibias que quiebran el vidrio frío que yace en la cavidad toráxica.

 

No sé si me dirás que esta escena repetida ya las has presenciado, ya sabés… tomar un té para tres, sin miel y mucha azúcar, sin lluvia y beso derrotado.

 

El mundo es tan diverso, ¿sabés? Creo que me invade imaginar que, ser hija de la antítesis, también me genera la precaución de avisarte que sé volar pero también sé estrellarme con ganas.

 

¿Cómo sé que esta sensación es tan efímera como mi vida? No sé decirte como puedo sentirme. Porque puedo entender que aquí y ahora pertenezco pero temo que en tu visión no sea la única hija de la antítesis, tal vez no haya un aquí y ahora, solo un verbo indefinido, tal vez otro que esta noche deba volver a clasificar.

 

"as pessoas andam tão frígidas

                                 tão desapegadas 

                               que às vezes eu acho 

                               que tô dramatizando 

                    mas na real eu tô só sentindo mesmo 

                        a questão é que parece 

                        que o sentir saiu de moda: 

              o único sentimento em voga 

                     é o de indiferença."


Escribir comentario

Comentarios: 0

NOTAS RELACIONADAS