Viernes 14/07/2017

Arder

 

( Único Mandamiento)

Desnudarse ante el amor

 

y morder de su belleza primitiva.

 

Acariciar la seda de su perversión.

 

Besar dulcemente cada crimen de su piel.

 

Beber la sed de cada lágrima derramada.

 

Rasgar en la alquimia de su vorágine.

 

 

 

Y amar, 

 

amar con hambre y sin armisticios,

 

hasta consumirse en el vértigo del infinito,

 

hasta que carne y alma se vuelvan fuego y savia.

 

 

 

Hasta arder en la génesis de su inocencia.

 


Escribir comentario

Comentarios: 0

NOTAS RELACIONADAS