Domingo 27/08/2017

DESCONEXIÓN HUMANA

Un sistema opresor crea personas libertarias

“La historia de las luchas por el poder, 

y en consecuencia las condiciones reales 

de su ejercicio y de su sostenimiento,

sigue estando casi totalmente oculta. 

El saber no entra en ello: eso no debe saberse.”

Michel Foucault

 

El viernes 1 de septiembre, a las 21 hs se estrenó en la Sala 1 de la Nave Cultural la obra “Desconexión Humana” del elenco PotenciaSensorial. Una obra que llega a Mendoza a romper con el teatro convencional, a romper la cuarta pared, a plantearnos un escenario flexible y moldear a un público rígido. Una obra que intenta modificar a un público mendocino cómodo con lo convencional e instaurado, un público que muchas veces no busca ser partícipe de las obras de teatro. Lo importante de todo lo antes dicho, es que “Desconexión Humana” lo busca, y lo logra. 

 

Un espectáculo que nos llama a la reflexión, que nos presenta la complejidad de los tiempos modernos o, mejor dicho, nuestros tiempos presentes. Una obra que busca mostrar la hilacha de un sistema que se cae de maduro, un sistema opresor que desea seguir oprimiendo y ejercer poder sobre las personas que subsisten en él. 

 

Esta creación colectiva logra poner al espectador en diferentes sensaciones, desde la ternura al odio, a la desesperación, desde el amor hasta la diversión más infantil. Esto se debe a una preparación actoral importante, acorde a la altura del espectáculo que decidieron crear.

 

PotenciaSensorial deja atrás un teatro que busca tener su carga conceptual en los diálogos. Encuentra en la expresión física la manera de decir todo y a la vez dejando en lo absoluto a la libre interpretación del público. Es una obra fuerte, que busca poner en jaque a todo aquel que se atreva a verla, que intenta poner en debate todo lo que somos, todo lo que hacemos. 

 

Un escenario como la Sala 1, le permite a los artistas plantear diferentes situaciones en distintos lugares de este galpón ferroviario. Obliga también al público a moverse conforme al movimiento de los artistas en cuestión. También creemos que hay algunos puntos a considerar, la obra busca una complicidad del público que queda anonadado por un espectáculo al cual no está acostumbrado. Hay que seguir en el camino, pero también hay que trabajar más con los asistentes que, de alguna manera, llevan los hilos de la dirección que debe tomar el público. Este tipo de teatro, deja entrever algunas cuestiones desagradables que tenemos como sociedad: el egoísmo del público, la falta de solidaridad por encontrar un lugar para “ver mejor”, empujones, pisotones, un reflejo impresionante de algunos temas que pone sobre la mesa la obra en sí. Quizá deba haber más preparación en cuanto a ese manejo del público. Como también puede ser encontrar una manera diferente de interactuar con los espectadores, que buscan disfrutar y ver todo lo que sucede en la sala.

 

Un escenario como la Sala 1, le permite a los artistas plantear diferentes situaciones en distintos lugares de este galpón ferroviario. Obliga también al público a moverse conforme al movimiento de los artistas en cuestión. También creemos que hay algunos puntos a considerar, la obra busca una complicidad del público que queda anonadado por un espectáculo al cual no está acostumbrado. Hay que seguir en el camino, pero también hay que trabajar más con los asistentes que, de alguna manera, llevan los hilos de la dirección que debe tomar el público. Este tipo de teatro, deja entrever algunas cuestiones desagradables que tenemos como sociedad: el egoísmo del público, la falta de solidaridad por encontrar un lugar para “ver mejor”, empujones, pisotones, un reflejo impresionante de algunos temas que pone sobre la mesa la obra en sí. Quizá deba haber más preparación en cuanto a ese manejo del público. Como también puede ser encontrar una manera diferente de interactuar con los espectadores, que buscan disfrutar y ver todo lo que sucede en la sala.

 


Escribir comentario

Comentarios: 0