Jueves 06/12/2018

CÁRCEL DE MUJERES

 

«El arte no es un espejo 

para reflejar la realidad; 

es un martillo 

para darle forma.» 

 

Bertold Brecht

Son pocas las obras de la cartelera que logran un efecto tan real en la reacción del público, sobre todo si se tiene en cuenta que fuimos más de 220 personas de pie aplaudiendo a las trece actrices que realizaron esta obra. 

 

Pasó uno de esos hechos extraordinarios que es hermoso resaltar: el Teatro “Las Sillas” del Círcu-lo Médico concibió una obra de teatro a sala llena, en plena crisis, e incluso le tuvo que pedir a personas que llegaron sobre la hora que se retiren porque había localidades agotadas. En mis doce años de espec-tador habitual de teatro independiente nunca había visto algo así. Y la calidad del espectáculo confirma ese éxito.

 

La obra de la cual hablaré a continuación surgió con diversas temáticas propuestas por el director a las actrices en su taller de teatro. El resultado es por demás chocante, provocador e indagador sobre la realidad que se vive a diario siendo mujer. Se trata de trece personas que se encuentran internadas en una cárcel de mujeres, en la cual más que delitos comunes, se pueden dilucidar problemas psiquiátricos devenidos de males cotidianos. No son victimarias, sino víctimas del sistema opresor que las llevó a ese estado mental y a realizar acciones que la moral imperante no aceptaría como correctos (aunque no pa-rece haber hecho nada para evitar que llegasen a eso).

 

El espectáculo comienza antes de empezar, ¿Cómo? Las actrices, ya metidas en personaje, incre-pan en los pasillos del Círculo Médico a les espectadores que suben las escaleras para ir a comprar la entrada. Incluso se inmiscuyen entre las personas que se encuentran en la fila, lo cual genera una sensa-ción de incomodidad antes de saber de qué se trata.

 

Entrado ya al recinto, se puede escuchar cumbia villera de principios del ´00 para meter a la gente en clima. La obra comienza con los personajes (¿o diría las actrices?) mirando al público mientras se oye un bombardeo de canciones machistas, que la mayoría hemos cantado o bailado alguna vez sin darnos cuenta del mensaje que dan.

 

La obra, a partir de esa proposición de deconstrucción general, empieza a escalar, como si se subieran peldaños de dolor físico y psicológico.

Se cuentan las historias de varias de las reclusas, de cómo llegaron al estado en el que están, del por qué hicieron lo que hicieron y de quiénes las llevaron a hacerlo, todo esto condimentado con núme-ros musicales que se van mechando en la obra con soltura, como uniendo cabos dentro de las escenas.

 

Algunos de esos cuadros tienen un desarrollo de personajes un poco más elaborado, poniéndo-nos en la situación que pasó el personaje que relata su historia; esto parece decirnos ¿no te suena fami-liar? inquiriendo sobre lo que nos sucede a diario y, sobre todo, lo que les pasa a ellas.

 

El trabajo en equipo de las actrices es notable, yendo todas para el mismo camino, abrazando la misma causa. Sí, la palabra es sororidad, dentro de la podredumbre que deja la sociedad machista.

Es una mirada cruda, punzante, clara sobre las realidades de miles de mujeres que sufren para sí mismas o las que las rodean una vida miserable, provocada por ciertos estándares que «se deben cum-plir» socialmente o por depender de valores arcaicos que siempre les fueron perjudiciales.

 

Esta obra es una apertura, un puntapié inicial, una llamada de atención sobre qué nos pasa como sociedad y qué queremos para nuestros futuros.

 

Vayan a verla. No es una recomendación, es una necesidad por el bien del arte y de la sociedad. El mundo no se cambia tirades en el sillón, pero sí desde la butaca de un teatro.

 

FICHA TÉCNICA

 

ELENCO: Sofia Blotta, Marina Breitman, Mariana Calvo, Florencia Canciani, Brunela Corátolo, Solciré Coro-nel, Candela Ferrando, Jessen Fessler, Camila Jardel, Paula Manzano, Valentina Mocoroa, Sol Sci-fo, Constanza Silvano

DRAMATURGIA: Martín Chamorro, Constanza Silvano

VESTURARIO: Candela Ferrando, Paula Manzano, Sol Scifo

ESCENOGRAFÍA: Candela Ferrando, Paula Manzano, Sol Scifo 

VÍDEO Y FOTOGRAFÍA: Pablo Tello

MÚSICA ORIGINAL: Diego Navarro Tardá 

ASISTENCIA DE DIRECCIÓN: Constanza Lucero

PRODUCCIÓN Y DIRECCIÓN: Martín Chamorro 

PRENSA & REDES: ARGOT Prensa


Escribir comentario

Comentarios: 0

NOTAS RELACIONADAS