Domingo 28/10/2018

CUANDO LA REPRESIÓN Y LA CENSURA LLEGAN A SU LÍMITE

Ayer y hoy estaba planificada la cuarta edición del “Giagnoni Rock Fest”, pero el gobierno respondió con censura y amenazas

En el departamento de Junín, más precisamente en el distrito “Ingeniero Giagnoni”, al cual muches conocemos como “La capital de la alegría”, gracias a las autoridades gubernamentales de turno ha pasado a ser “la capital de la censura”. 

 

Desde hace un tiempo, algunas personas del este mendocino, se habían propuesto poner al distrito mendocino nuevamente como el epicentro de un encuentro totalmente autogestivo e independiente que debía crecer de la mano del Rock Local y con un ideal completamente solidario.

 

Dicho festival no carece de trayectoria, ya que este año iba a ser la cuarta edición. Es importante tener en cuenta, que este evento se realiza con el fin de ayudar a merenderos comunitarios de la Zona Este de Mendoza, a la restauración, lucha y difusión del proyecto “Centro Cultural” en el galpón ferroviario de Ingeniero Giagnoni, el que se encuentra abandonado. Claramente hay otro punto fuerte en esta propuesta, ya que apuesta a la difusión y a darle un espacio a aquellas bandas mendocina que se involucren solidariamente al encuentro.

 

Este año, la organización había apostado fuerte y el evento se realizaría durante dos días consecutivos: el sábado 27 y el domingo 28 de octubre. En estas jornadas, la propuesta tenía como protagonistas a muchas bandas locales: “Insurrectxs”, “Che Compadre”, “Konecto”, “Real InspiraZion”, “Akaparados”, “Sin Saliva”, “Secholaburra”, “Ruta Kilimanjahro”, “UTT”, “La mente del caballo”, “Muerto”, “Piorrea”, “Borgoña”, “Anomalía Perfecta”, “Mothor Rock” e “Hidalgo y sus Galácticos”.

 

Pudimos charlar con la organización del evento para que nos contaran los detalles de cómo se llegó a suspender el evento. Nos comentaron que el municipio de Junín no quiso habilitar la bajada de electricidad del evento, porque la organización no podía proveer una ambulancia. El planteo es: ¿la municipalidad no podía aportar esa ambulancia al evento? Es lo mínimo que pueden hacer, ya que la ausencia del gobierno, tanto municipal como provincial, genera estos eventos para que pibes que no tienen para comer tengan un plato de comida en su mesa. 

 

Al no contar con la presencia de una ambulancia (en esta parte el gobierno tomó una posición moralista, pero dejar morir a una docente por falta de ambulancia no le importó tanto ni tuvo la misma posición), el primer día del evento tuvo que ser suspendido. Gracias a los esfuerzos realizados por la producción del festival se llegó a un arreglo con la municipalidad de San Martín para realizar el segundo día. Hasta aquí, parecía ser una victoria parcial. 

 

Unos días antes del evento, la policía notificó a uno de los miembros de la organización que no podrían llevarlo adelante ya que el nuevo código contravencional exige el registro y aviso de todas las manifestaciones a la fuerza pública (¿y los derechos constitucionales del pueblo? ¿y su libertad? Cornejo, les diputades y senadores de Mendoza se olvidaron de ese detalle al aprobar esta Ley). Como es de conocimiento público, las fuerzas represivas no solo funcionan a través de notificaciones escritas, sino que el oficial a cargo de entregar la notificación amenazó verbalmente al miembro de la organización, dejando explícito que si llevaban adelante el evento la fuerza pública iría a desalojar, utilizando la represión como método.

 

La cuenta no es muy difícil: este fin de semana, en un acto total de solidaridad, 16 bandas menducas estaban decididas a ayudar a las personas que más lo necesitan, más de 80 artistas locales iban a poner todas sus convicciones arriba de un escenario para darle fuerza a este gran pedido de solidaridad. 

 

Es lamentable vivir hoy en Mendoza, es lamentable que Alfredo Cornejo sea el Gobernador de Mendoza, es lamentable que Diego Gareca sea el Secretario de Cultura de Mendoza y no haya hecho lo necesario para que un evento de suma importancia como este se haya llevado a cabo. Es más que lamentable, pero guardaremos los insultos para otra ocasión.

 

El nuevo código contravencional está empezando a demostrar su verdadera cara, está demostrando a qué vino realmente. Este código de faltas está hecho a la medida de Cornejo y sus ambiciones: él quiere un pueblo callado, que no se exprese, él no simpatiza con el arte, a menos que seas de afuera y se pueda “ir” mucho dinero en eso. 

 

¿Hasta cuándo vamos a aguantar, como pueblo, estos atropellos a nuestros derechos legítimos a la libertad de expresión? ¿Por qué seguimos legitimando la criminalización de nuestro arte? Le artista no es une delincuente, la cultura no se construye en las oficinas de Avenida España y Gutiérrez, ese es el lugar de la ANTICULTURA. La Cultura la construimos nosotres, el pueblo, día a día. 

 

Las amenazas de represión que tuvo que aguantar la organización del evento, el ninguneo por el que tuvieron que pasar las bandas mendocinas, es digno de un gobierno autoritario, despótico y dictatorial. Tenemos que levantar las voces de todes, recordarle a este gobierno de pacotilla que, por más que a ellos no les guste, vivimos en un país que goza de un sistema Democrático, que vivimos en una Nación que tiene una Constitución que nos da el derecho a expresarnos, a ser libres, a manifestarnos de la manera que queramos. Este gobierno quiere plantear a las manifestaciones como sinónimo de “Protesta violenta”, en vez de interpretar a una manifestación como lo que es: una “EXPRESIÓN”. Las manifestaciones artísticas no son un delito, el arte tiene que brotar de las calles, el arte tiene que estar en cada rincón de nuestra provincia. 

 

Señor Cornejo, Señor Gareca, les exigimos una respuesta concreta y certera. Para que se entienda, cuando hablamos de respuestas, exigimos una rectificación de su posición. La cultura y el arte dignifican al pueblo, con eso no se juega. 


Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Sergio (lunes, 29 octubre 2018 14:50)

    Muy buena nota! �✊�

NOTAS RELACIONADAS