Viernes 25/05/2018

¿DÓNDE QUEDÓ EL ESPÍRITU REVOLUCIONARIO?

Este año se cumplen 208 años de aquel 25 de mayo en el que se le arrebató la autoridad al Virrey Cisneros.

Parece increíble que, hace poco más de 200 años, este país era una colonia española. Aunque también, hace un poco más de 200 años, el pueblo se cansó y decidió luchar por su libertad, decidió destituir a quien estaba en el poder y comenzar un arduo camino hacia la independencia, lograda seis años después. 

 

Hoy es una fecha para conmemorar: el valor de esas personas que no se conformaron con lo que había, que lucharon por vivir mejor, por tener derechos, por ser libres. Hoy, es una fecha para acordarse de que los que están arriba jamás piensan en los de abajo, por lo tanto, los que estamos debajo, debemos  luchar contra las injusticias y hacer lo que debemos para tener una vida y un futuro mejores para nosotros y para los que vendrán.

 

Me parece casi distópico escuchar a los ciudadanos argentinos quejarse por cortes de calles, manifestaciones, marchas, paros, respuestas pacíficas pero a la vez combativas frente a personas que están arriba y que no piensan en los que están debajo. Me parece casi ilógico vivir rodeado de personas que viven un letargo constante, cegados por fanatismos partidarios, por convicciones incoherentes. Es insólito que no  comprendamos que, 208 años después de la “Revolución de Mayo” y 202 años después de la declaración de nuestra independencia, seguimos siendo dependientes. Debemos entender que ese proceso nunca terminó, porque seguimos respondiendo a las potencias mundiales, a las multinacionales, a los ricos. Bello día será aquel en el que respondamos solo al pueblo argentino y a nadie más.

 

Las empresas multinacionales abundan en nuestro país. Tenemos un Presidente que pretende endeudarnos hasta la eternidad sin importar los costos, un Presidente que empobrece día a día, cada vez más, a su pueblo. Tuvimos una Presidente que vendió tierras Argentinas a China, tuvimos un Presidente que privatizó todas las empresas estatales, nos impusieron un presidente que desapareció a treinta mil personas; y la lista de horrores y traiciones a la patria sigue y sigue sin parar. 

 

Es momento de parar la pelota y ver qué podemos hacer, plantearnos como pueblo qué es lo que queremos para nuestro futuro y dejar de opinar desde afuera. No importa si votaste a Macri, a Scioli o en Blanco, las consecuencias de este gobierno las estamos pagando todos. Debemos interpelarnos, encontrar ese mensaje de unidad y levantar nuestras voces para que se escuche fuerte y claro: el pueblo no es la variable de ajuste, los pobres tienen que dejar de ser pobres, los jubilados deben cobrar para comer, los docentes tienen que tener un salario digno, las empresas deben dejar de robarnos, los políticos deben responder a los intereses del pueblo y no a los de un puñado de empresarios. 

 

Hoy, con motivo de nuestra fecha patria, se inaugurará la Plaza San Martín. Da pena pensar que están inaugurando más bancos para ser usados como camas, porque cada vez son más las personas durmiendo en la calle, mientras los medios hegemónicos siguen hablando de que la pobreza está bajando. Da pena pensar que quienes mañana hablarán en ese acto, regodeándose de los logros de los protagonistas de aquel día revolucionario, son las mismas personas que no paran de traicionar al pueblo, son quienes día a día siguen manteniendo el status-quo: Mucho para los ricos, poco para los pobres. 

 

Quizá parezca que tengo una mirada oscura y pesimista de nuestra situación, pero no es todo negro, el pueblo siempre tiene ese fuego particular, las luchas sociales por el Fracking, la Marcha Federal Educativa, la lucha en Río Turbio, la batalla que dan las organizaciones sociales en los barrios día a día, todo ello da la esperanza y la discusión de que no debemos conformarnos, que podemos luchar por un país mejor, por un país que elimine las desigualdades sociales y económicas, que reivindique por todo lo que se comenzó a luchar en 1810.


Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    guillermo (viernes, 25 mayo 2018 20:10)

    Muy bueno el articulo...hay esperanza mientras el pueblo siga su lucha. Y este pueblo tiene gran experiencia en eso.

NOTAS RELACIONADAS