Jueves 23/01/14

 

ENTREVISTA A "MENDOZA LEE"

 

Cristian (30) estudia Historia y Nadia (25) estudia Relaciones Humanas, ellos son los pioneros de la idea Mendoza Lee, proyecto que comenzó  hace un año, más o menos. “Nosotros leemos mucho y, como seguramente le pasa a mucha gente, cada vez que uno va a las librerías comerciales del Centro de Mendoza se encuentra con que los libros están bastante caros. Estábamos en Buenos Aires y veíamos que las librerías que allá están en muchos lados allá, acá no se ven. Estas, son las que normalmente se dedican a “usados”, son libros con una circulación más apuntada a estudiantes o gente que no se puede gastar doscientos pesos en un libro, que es lo que sale muchas veces salen en una librería.  Teníamos bastantes libros, fuimos consiguiendo más y empezamos con el proyecto. La gente nos empezó a agregar (al Facebook) y de a poquito fuimos agregando gente y gente, y ahora nos hemos hecho conocidos en determinados sectores porque nos han agregado amigos de amigos y así. La idea era ver si en un futuro podíamos poner algo, pero por ahora mantenernos así. Es a lo que apuntamos: no entrar con editoriales, porque hemos trabajado con editoriales de Buenos Aires, pero el problema es que cuando ya empezás a trabajar con ese tipo de libros, te tenés que meter en el sistema comercial de libros que había acá en Mendoza, y no queríamos”.

 

 

¿QUÉ PÚBLICO ES EL QUE TIENEN PRINCIPALMENTE?

Normalmente son estudiantes, por el tipo de libros que manejamos o tenemos. Son estudiantes de historia, sociología, filosofía, literatura. Gente que nos ha sorprendido porque llega de otras carreras que no tienen nada que ver, pero que un amigo nos conoció, y es gente que lee mucho. Normalmente es ese tipo de público: estudiantes. También tenemos otro público, gente grande que lee mucho. Nuestra idea era esa, tratar de apuntar a gente que por ahí no tiene un sueldo como para comprar libros en una librería comercial.  Además hemos tratado de traer libros que no se consiguen por acá en las librerías. Y eso es a lo que apuntamos.

 

¿CÓMO SE MANEJAN PARA CONSEGUIR LOS LIBROS? 

Al principio,  empezamos con lo que teníamos nosotros. Teníamos muchísimos libros y muchos repetidos, entonces empezamos con eso. Y después hemos ido trayendo  libros de librerías de usados  de Buenos Aires y también hemos conseguido libros de gente que por ahí tiene bibliotecas completas, que las han llenado y que no tienen lugar para tenerlos;  entonces se han comunicado con nosotros y nos han dicho “Miren tengo tanta cantidad de libros” y nosotros los vamos a ver y según lo que tienen, acordamos.

 

¿PODRÍA DECIRSE QUE SE DEDICAN A LA COMPRA-VENTA? 

Claro, normalmente sí. Después tenemos libros que nos han llegado por donaciones o libros de gente que no los necesita o no tiene lugar para tenerlo, porque generalmente el problema de la gente que se comunica es ese: que no tiene lugar para tenerlos. A veces llegamos a un acuerdo con esa persona y nos llevamos los libros.

 

SU OBJETIVO ES TENER LIBROS A PRECIOS ACCESIBLES ¿TIENEN METAS MÁS CHIQUITAS PARA LLEGAR A ESO?

Sí. No recibimos cualquier tipo de libro, porque nos ofrecen de todo. Apuntamos más a la literatura clásica o a la filosofía o a la sociología. Libros que acá son difíciles de conseguir o que no son accesibles para  todo el mundo.  Además,  el público que compra esos libros es gente que lee muchísimo, porque compra cinco libros por mes, entonces nosotros pensamos más en esa gente que obviamente no puede comprarse libros tan caros y que necesita una cantidad grande;  que llegar a un libro no sea un gasto mensual. Mucha gente nos ha dicho “Tengo destinada esta parte del sueldo”  y tal vez con esa cantidad de dinero en una librería comercial se compra uno o dos libros, y nos dicen  “los elegí a ustedes porque leo cuatro o cinco libros en el mes y prefiero comprárselos a Uds.”.

 

 

¿CÓMO SE MANEJAN CON LAS VENTAS?

                Las ventas  las publicamos en el Facebook, manejamos todo online y la venta la terminamos personalmente. Estamos en Peatonal y San Martin, a las 13:00, todos los días. Hay  gente que  como trabaja o vive lejos manda a otra gente, también tenemos un chico que nos ayuda a hacer las entregas por el Microcentro. Tratamos de acordar, por ahí hay gente que vive lejos como Luján, y quedamos un día cuando se nos haga fácil a los dos, y hacemos la entrega personalmente.

 

HEMOS VISTO TAMBIÉN QUE HAN PARTICIPADO EN FERIAS…  

Hemos participado en la Feria del Libre, acá es bastante conocida. Participan editoriales independientes y gente que se dedica a la literatura desde lugares más alternativos. También han participado varios escritores mendocinos que han ido a la feria. Y cada tanto sí, nos enteramos o nos invitan a distintas ferias, y bueno, tratamos de ir a las que más podemos para hacernos más conocidos.

 

¿CÓMO DEFINIRÍAN CULTURA?

                Yo no lo veo desde el punto de vista antropológico  de que todo es cultura, sino que yo creo que hay determinado canon establecido socialmente que hace que determinadas manifestaciones puedan entrar dentro de esa definición de cultura.Lo que nosotros vemos en Mendoza, es que hay como una elite que maneja la cultura y, por ahí, es difícil ingresar a ese mundo que lo manejan determinadas personas. Hemos hablado con gente que escribe y que tiene, también, diferentes proyectos y nos ha dicho que sí, que acá en Mendoza cuesta mucho porque está manejado por el gobierno o las municipalidades, entonces se hace difícil;  les pasa a escritores, a músicos, gente que quiere mostrar, digamos, su parte cultural o lo que puede aportar. Cuesta mucho entrar si no tenés contactos, como todo acá en Mendoza.

 

ENTONCES ¿QUÉ PIENSAN DE LAS POLÍTICAS CULTURALES DE MENDOZA?

                Últimamente se han abierto un poco más.  De todas formas nosotros lo vemos más desde el punto de vista de la literatura:  por ejemplo, La Feria del Libro es una feria que presenta una variedad de espectáculos y una variedad de cosas para hacer, pero desde el punto de vista de la literatura, que es a lo que normalmente apunta una feria del libro, vemos que pasa lo mismo que acá en el Centro, nada más que a un nivel o a una escala mayor. Los libros están manejados por las editoriales que presentan sus libros, no hay una gran variedad, no hay una diferencia. Lo mismo que está acá está trasladado ahí. No abren las puertas a gente nueva o es muy difícil. Nosotros hemos averiguado y no llegamos a dar con la persona que nos puede llegar a hacer el contacto. Estuvimos hablando con una gente que los habían llamado y son de editoriales independientes de Córdoba, pero también, los tienen en el tercer piso.  Entonces por ahí es difícil difundir algo si está apuntado a ser lo último que uno puede llegar a ver en un recorrido donde normalmente se empieza desde abajo donde está todo lo comercial y no toda la gente sube a ver que hay más arriba. Entonces, como que se ha abierto un poco más pero como que falta darle difusión a las propuestas alternativas que no son las masivas que hay normalmente en el Centro.

 

¿QUÉ IMPORTANCIA CONSIDERAN QUE TIENEN LAS LETRAS, LA LITERATURA, HOY EN DÍA EN ESTA SOCIEDAD MENDOCINA? 

 Creo que es fundamental, no solamente para la gente que se dedica a eso o que estudia, yo creo que una persona lea aunque no sea profesional. Una persona que lee tiene una herramienta para desarrollarse en su vida, diferente a una persona que no lee habitualmente.  Entonces yo creo que una persona que lee mucho y que se interesa por la literatura, y que por ahí no tiene un rédito económico, le da una forma de desenvolverse en la vida que una persona que no lee no tiene.

 

CON ESTE PROYECTO ¿CREEN QUE APORTAN CULTURALMENTE? 

                Sí, nosotros creemos que sí. Era nuestra idea, aportar desde nuestro punto. Que haya una accesibilidad a los libros que de otra forma no sé si existe. Por eso la idea es mantener los precios accesibles, obviamente es nuestro trabajo pero la idea es que nos convenga a nosotros y también a la otra persona para que pueda adquirir libros. De esa manera tratamos de contribuir. Y por eso también seleccionamos lo que publicamos o los libros que tenemos. La idea es que se apunte a tener un determinado objetivo y movernos con esos libros que tenemos.

 

 

HABLABAMOS DE QUE A LA CULTURA DE MENDOZA LA MANEJA UNA ELITE ¿CUÁL SERÍA LA MANERA DE ROMPER CON ESTE ESTEREOTIPO DE CULTURA?

Es difícil. Es difícil porque hay medios hegemónicos en cualquier provincia y el problema es que acá, para mí, no hay forma de competir desde un nivel parejo. Los que hacemos cosas alternativas o que no llegamos a esa elite, nos cuesta mucho. La forma de romper con eso sería darle mayor difusión, como están haciendo ustedes y tratar de que eso siga, yo conozco gente que ha hecho revistas y que en el número diez la dejan de hacer porque es muy complicado. Igual que los diarios, no hay un diario acá que sea independiente, uno antes de leer un diario ya sabe a lo que apunta. Lo mismo pasa con las radios y con la televisión. Tenemos unos amigos que hacen radio (Radio Peluca) y ellos como pueden les ponen ganas todos los días, porque eso no les deja ningún redito, nada. Sería así empezar de a poco, tratar de tener contacto entre la gente que hace radio, revista, la que se dedica a la literatura; y entre todos empezar y crear un movimiento para que en algún momento llegue a hacerse fuerte y sea una opción a los medios hegemónicos o a los que manejan esa elite que históricamente ha dominado Mendoza.

 

¿CÓMO CREÉS QUE INFLUYE EL MEDIO DE COMUNICACIÓN EN LA CULTURA MENDOCINA COTIDIANA? 

Por ejemplo, dentro de lo que vemos nosotros con el tema de los libros, el diario MDZ todas las semanas saca una lista de los libros más vendidos a nivel provincial y entonces da una lista de veinte libros. Y no pone ninguna alternativa ni mendocina ni independiente, entonces yo creo que con eso  que le está creando una agenda a la persona que quiere comprar un libro de no salirse de esos veinte libros, porque tampoco da una posibilidad. Cuando fui a la Feria del Libre  los diarios no se acercaron a hacer ninguna nota, ningún medio de comunicación se acercó. Entonces, la gente lee eso y no sale de los libros que te piden, y no solo pasa con los libros sino con todo.

 

CHICOS ¿USTEDES CREEN QUE EN ESTE PAÍS, EN EL QUE GOZAMOS DE LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN, HAYA ALGO QUE ATENTE CONTRA ESE DERECHO?

                No, yo creo que no, que cada uno puede escribir o decir lo que quiera. El problema es hasta donde llega eso que uno puede decir. Si uno puede escribir un libro, puede escribir un ensayo  o lo que sea, la libertad para escribirlo la tiene, el problema es hasta donde llega y si realmente eso es expresión, no sale de un círculo mínimo. Muchas veces es lo que les pasa a muchos escritores mendocinos que por amigos o porque se mueven en un círculo muy chico tienen toda la libertad de expresión para escribirlo pero a la hora de difundirlo o de llegar a un poco más de gente no se puede. Entonces, sí hay libertad de expresión pero lo que no hay es difusión de esa libertad.

 

 

¿QUÉ ES LITERATURA PARA USTEDES?

                La literatura, como conjunto al igual que las distintas artes, es una forma de expresar que tiene cada persona, porque no hace falta ser un escritor reconocido. Cada persona puede expresar lo que siente, donde vive, cómo ve la realidad desde el punto de vista del escritor. tiene un final, sino que dentro de esa historia hay un trasfondo que el escritor puede  querer: criticar el sistema donde vive, puede plasmar la realidad; se puede descubrir su estado de ánimo en el momento en que se escribió el libro. Entonces todo eso hace que la literatura no sea solamente un libro que tiene un principio y un fina,  sino que es una forma de plasmar la realidad y el estado de ánimo de cada escritor y de cada persona que escribe, como así también el contexto.  Esa forma de plasmarlo hace que sea una especie de ciencia, que uno, por ejemplo, leyendo literatura rusa de determinado siglo, uno se dé cuenta cómo era el contexto, cómo se vivía, y no hace falta estudiar la historia de ese momento para entenderlo. Uno leyendo literatura, de donde sea, puede ver cuál era la intención del autor más allá de la novela o del cuento, con un principio y un final.

 

¿QUÉ INFLUENCIA PERSONAL TIENE EL CRITERIO DE BÚSQUEDA DE LIBROS (YA QUE LOS TÍTULOS GENERALEMENTE ESTÁN DESTINADOS A ESTUDIANTES DE HISTORIA, SOCIOLOGÍA, ETC)?

                Apuntamos a eso, porque es lo que nosotros leíamos o leemos normalmente, entonces por ahí apartarnos de eso y dedicarnos o meternos en otros temas como las ciencias exactas o las ciencias más duras, al no saber no tenemos tampoco posibilidades de ver que es lo que a la gente le puede llegar a interesar, porque realmente yo estudio historia y he leído mucho de literatura y entonces el objetivo personal era: “ va a haber gente como yo que también lee ese tipo de libros y consume ese tipo de literatura y esa cantidad”. Era apuntar a esa gente.  Sí, a propósito, porque realmente meternos con otro tipo de literatura o con otro tipo de libros, al no tener conocimiento sobre eso, se nos hace imposible.

 

¿PODEMOS HABLAR DE UNA BUENA LITERATURA Y UNA MALA LITERATURA, ES DECIR, DE UNA CALIDAD?

                Es una cuestión de gustos, pero hay determinados cánones de construcción literaria que hacen que sea más complejo o más simple un libro. O que involucre más temas o menos temas. Yo creo que no hay mala literatura, pero sí hay cierta complejidad en alguna literatura y en otra no. Entonces, tal vez una persona lee a Coehlo y  no digo que sea mala literatura sino que es un sistema mucho menos complejo que leer a Dostoievsky, o que leer a un escritor clásico europeo, o leer a Borges, o leer a Cortázar.

 

                Yo no creo que haya una mala literatura sino que se mide por la complejidad que tiene cada literatura y, también,  la complejidad de la persona que lo lee y a lo que apunta la persona que lee. Una persona que no sale de Coehlo o de Bucay  y sí, no es mala literatura, pero se quedan en esa, no se abre a poder leer otras cosas. No va a pasar de leer “El alquimista” a leer “Crimen y castigo”. Nosotros hemos visto mucha gente que nos pide siempre: “De Coehlo no tienen”, y nos lo piden siempre Coehlo, Coehlo… y no sé, yo no puedo decir si es malo o es bueno, sino que por ahí me parece mucho más simple que leer una novela rusa o una novela clásica europea.

 

Desde el Staff de PALABRAS MACABRAS saludamos y agradecemos a "Mendoza Lee" por la buena onda en compartir con todos nuestros lectores su experiencia. 


Escribir comentario

Comentarios: 0

NOTAS RELACIONADAS

Entrevista a Claudio Martínez
Entrevista a Claudio Martínez
Entrevista a Gustavo Cano
Entrevista a Gustavo Cano
Entrevista a "Vital Vestigio"
Entrevista a "Vital Vestigio"