Martes 20/06/2017

 

ELECCIONES DEL SUTE

UN TRIUNFO PARA LA DEMOCRACIA SINDICAL

Gustavo Correa (Sec. Gral. de la CTA de los Argentinos)
Gustavo Correa (Sec. Gral. de la CTA de los Argentinos)

Este 2017 es un año de elecciones, pero no solo las legislativas. En el panorama provincial, hace una semana, se celebraron las elecciones del SUTE (Sindicato Único de los Trabajadores de la Educación). A estos comicios se presentaron tres grandes fuerzas que pelearon por la conducción del Sindicato: La Lista Celeste, La Lista Azul-Naranja y el FURS (Frente de Unidad por la Recuperación del SUTE).

 

Frente a todo panorama, que dejaba en último lugar al FURS, esta lista se impuso por casi 90 votos a la Lista Azul Naranja, dejando en último lugar a la Celeste. Como era de esperarse, cuando las fuerzas hegemónicas no ganan, de ninguna manera conceden ese derecho a la gobernabilidad plena, ni celebran la democracia, sino todo lo contrario. Con artilugios y manganetas “embarran la cancha” cual niño chico al que no le siguen el capricho. 

 

Alberto Muñoz (Sec. Gral. Adjunto Electo del SUTE)
Alberto Muñoz (Sec. Gral. Adjunto Electo del SUTE)

El FURS recupera un sindicato que, desde hace veinte años, estaba en manos de la burocracia sindical, teniendo a la cabeza a personas totalmente ajenas a la situación docente y a la situación provincial. Una burocracia sindical que priorizó, constantemente, los amiguismos y fanatismos políticos antes que el bienestar de sus representados. Una burocracia sindical que tuvo siempre, a la cabeza, personas que prefirieron buscar puestos en el ámbito político-partidario que en el crecimiento de un gremio, que siempre necesitó mucho trabajo y lucha.

 

La Lista Celeste estaba encabezada por Gustavo Maure (histórico dirigente del SUTE), que se volvía a presentar intentando “llenar” el hueco enorme que dejó la incompetencia de Adrián Mateluna. Claramente, el fin era seguir con esta dinastía de más de quince años donde el docente no importa, la lucha tampoco, solo importan sus negociados.

 

Sebastian Henriquez (Sec. Gral. Electo del SUTE)
Sebastian Henriquez (Sec. Gral. Electo del SUTE)

La Lista Azul-Naranja, proveniente del rompimiento de la Lista Celeste, sostenía un perfil, supuestamente, más luchador. Encabezando la lista Graciela González, pero que tenía a sus espaldas a Gustavo Correa (Secretario General de la CTA de los Argentinos), otro burócrata sindical ajeno a la situación docente y provincial. 

 

Y la tercera fuerza, el FURS, aparece con la promesa de Luchar y Recuperar el sindicato para los trabajadores de la educación provincial. Este frente es la unión de muchas fuerzas que tenían la convicción de que charlando con cada uno de los docentes, recorriendo escuela por escuela y mostrando que no todo es propaganda, demostrarían que importa mucho más el trabajo y la dedicación que uno está dispuesto a dar por la causa.

 

Gustavo Maure (Candidato a Sec. Gral por la Celeste)
Gustavo Maure (Candidato a Sec. Gral por la Celeste)

Quisiera aclarar algunos puntos que hicieron ruido luego de estas elecciones. El primero, tiene que ver con el intento de impugnación y el pedido de recuento de votos en cinco mesas. Históricamente, no es el sector que en esta oportunidad ganó el que ensucia el acto electoral, entonces parece muy sospechoso que los que, supuestamente,  siempre generaron problemas durante las elecciones hoy sean las víctimas de la situación. Además de esto, no es Graciela González (Candidata a Sec. Gral. por la lista Azul-Naranja) la que pide las impugnaciones; sino Gustavo Correa (Sec. Gral. de la CTA de los Argentinos) que debería tomar una posición imparcial, ya que es el Secretario General de la Central que nuclea el SUTE. Cada vez más sospechoso, ¿no?

 

Graciela González (Candidata a Sec. Gral. por la Azul-Naranja)
Graciela González (Candidata a Sec. Gral. por la Azul-Naranja)

El segundo punto, tiene que ver directamente con los dichos del “flamante” Director General de Escuelas de nuestra provincia. En ellos, deslegitimó un acto democrático con todas las letras, diciendo que los que ganaron no representan a los docentes de la provincia, ya que de un padrón de 54.000 trabajadores, 25.000 son afiliados y que del total de afiliados, solo votaron 15.000. Por ende, el FURS ganó las elecciones con un poco más de 5.000 votos. Sobre esto, quiero hacerle dos observaciones al torpe de nuestro querido Director de Escuelas: en primer lugar, el SUTE no tiene afiliaciones compulsivas, lo que lo hace mucho más democrático ya que el/la que quiere afiliarse y participar, lo hace y el que no, no. Además, votó más del cincuenta por ciento del padrón. Y esto trae la segunda observación. Por más que la hegemonía política argentina siga sosteniendo las elecciones obligatorias, todos sabemos que el cincuenta por ciento de los argentinos no vota, por ende, el gobierno que hoy tenemos en Mendoza tampoco nos representa, ya que ganó con el 45% del 50%, o sea que representa a menos del 25% de los mendocinos. Por último, quiero agregar que el señor Jaime Correas no representa a nadie, ya que su puesto lo designa el Gobernador de turno de manera ARBITRARIA, por ende, señor Correas, no hable porque tiene todas las de perder. 

 

Adrián Mateluna (Sec. Gral. Saliente del SUTE)
Adrián Mateluna (Sec. Gral. Saliente del SUTE)

El tercer y último punto, tiene que ver con los dichos de los medios mendocinos que enunciaron: “ELECCIONES DEL SUTE: GANÓ LA IZQUIERDA”. Me gustaría apuntar que, en este caso, no tiene que ver con ser de izquierda o de derecha, no tiene que ver si militan o no en un partido, son DOCENTES unidos para recuperar un sindicato en el cual no deben importar los gobiernos ni los partidos políticos, como dijo, de manera muy acertada, la gente del FURS en su campaña: “QUEREMOS UN SUTE DEMOCRÁTICO, INDEPENDIENTE DE LOS GOBIERNOS Y LOS PARTIDOS POLÍTICOS”. Quizá, los que perdieron deberían pensar que por una de las causas que ganó el FURS no fue por el fraude electoral, sino por una consigna concreta y que todos necesitaban. 

 

Será momento de ver una transformación en el SUTE, luego de que la Junta Electoral ya dio por ganadas las elecciones al FURS. Los conducidos por Sebastián Henriquez y Alberto Muñoz tienen un arduo trabajo por delante, no solo en los referido a la recuperación del SUTE, sino también en cuanto a la lucha frente a un gobierno que hace oídos sordos a las necesidades de los trabajadores de la educación mendocina.

 


Escribir comentario

Comentarios: 3
  • #1

    Sandra Lema (martes, 20 junio 2017 17:17)

    Muy buena nota. Objetiva y crítica
    Sintéticamente puedo decir , que lo que nos permitió ganar fue nuestro compromiso, participación y organización.
    La unidad que conformamos no fue fácil, pero nuestro norte fueron los miles de trabajadores de la educación que no se sienten representados por el SUTE y no la mezquindad, el beneficio propio, el sectarismo.
    Ellos se dividieron y nosotros nos unimos.
    Ahora tenemos la confianza y la esperanza de los que nos acompañaron y nos van a acompañar.
    Con honestidad y mucha dedicación podremos fortalecer nuestro gremio.
    Muchas gracias

  • #2

    Nidia Ibañez (miércoles, 21 junio 2017 06:53)

    Sin perder de vista ¿que es un sindicato y para qué existe? El ejercicio colectivo de controlar condiciones salariales y laborales debe enncaminarse contando con el acompañamiento de quienes legitimamente no lograron imponerse. Poner en la mira los intereses de los trabajadores e instar a todos a la lucha.

  • #3

    Alberto Muñoz (miércoles, 21 junio 2017 08:12)

    Excelente nota. Es hora que el SUTE AUGE de transforme en una herramienta de organización y lucha.

NOTAS RELACIONADAS