Juliana Bocci

Mi primer nombre, Juliana,  lo eligió mi mamá por una historia que escribió en sus tiempos de universidad. Amo las historias. Mi segundo nombre, Sol, me lo puso cuando nací. Era verano. Amo el calor.

 

Cuando está frío me gusta estar cerca de la estufa solo para sentir el calor en mis manos. También me gusta dormir con una bolsa de agua caliente, o con mis gatas, o mi perra. Me gusta dormir acompañada. Me gusta sentir los rayos de sol atravesar un día nublado. Me gusta sentir el sol en la cara. Me gusta el calor de las personas, dormir acompañada. Me gusta ir de la mano. Aunque empiecen a traspirar no quiero soltarme. También me gusta la comida caliente, cuando está recién hecha. La única excepción es el helado. Amo las cosas dulces.

 

El mundo me suele incomodar. Como se han formados las sociedades y sobre todo el sistema educativo. Me incomoda hablar, siento que la cago. Me incomodan las personas. A veces me incomoda ser yo. Trato que no.  Me incomoda permanecer en mi zona de confort. Tres son las situaciones donde me siento verdaderamente cómoda, donde me siento feliz. Una es ayudando a los demás, servir en todo lo que pueda. Otra es cuando escribo. 

 

Me gusta rimar, me gusta ser buena rimando. Amo aprender: de los libros, de las personas, de lo que observo, de lo que sueño. Tengo sueños dentro de sueños, y me los acuerdo. Me gustaría no acordarme tanto de mis sueños. Prefiero la prosa. Me gusta saber la etimología de las palabras. Amo la lengua española, como suena en argentino y las palabras mendocinas. Me gusta cómo suena la poesía en francés. Aprendería alemán para leer a Herman Hesse y a otros filósofos. Estoy aprendiendo japonés (amo casi todo de Japón). Me gusta más el pensamiento oriental que occidental. Creo que se debería  empezar a reconocer y distinguir las diferencias del hemisferio norte con el de sur. Algun@s no quieren que nos demos cuenta que la concepción de amor y fraternidad que tiene Latinoamérica nos hace indestructibles. 

 

Soy desordenada, desprolija, reservada. A veces siento que mientras mejor me conozcan, más rápido se van a cansar de mí. Capaz por eso he escrito tanto, me siento muy cómoda escribiendo.  

 

Me suelo ir por las ramas.

Notas






22/02/18
22/02/18

13/12/17
13/12/17