Miércoles 25/07/2018

Macarena Marset, cantante de "Chapeca"

LA REVOLUCIÓN DE LAS PIBAS

“Si el presente es lucha, el futuro es nuestro”

El pasado viernes 20 de julio la Sala “Ana Frank”del Centro Cultural “Israelita” se vistió del divino tesoro: la juventud feminista. Ofelia Fernández, referente estudiantil de CABA, vino a Mendoza a dar una charla de lo que fueron los principales objetivos de la petición por una educación laica y que se respete el derecho de libertad de expresión, el repudio a los actos de violencia cometidos a portadores del pañuelo verde y la misión de las y los jóvenes: luchar hoy por los derechos del mañana. 

 

Además de Ofelia, la mesa expositora estuvo constituida por tres estudiantes y militantes de colegios provinciales: Milagros Saavedra (representante del Magisterio), Camila Sosa (integrante del Centro de Estudiantes del Colegio Martín Zapata) y Paula Ciotti(IES de La Consulta, San Carlos).

 

La sala estaba repleta, es más, desbordaba la cantidad de personas que habían acudido al lugar. Algunes abrieron los portones para dar más espacio a quienes no llegaban a ver a las disertantes. El color verde estaba presente en carteles y como parte de la vestimenta de muches. A un costado de la sala se apostaron puestos que vendían pañuelos de la lucha por el “Aborto Legal, Seguro y Gratuito”e indumentaria con mensajes feministas como: “Yo decido”, “Amor propio”, “Sororidad”,etc.

 

Las integrantes de la “Horda Feminista de Comunicadoras” de Mendoza fueron las que dieron comienzo a la jornada, pasadas las 16 horas, presentándose e informando que al día de la fecha tal agrupación ha superado las 300 integrantes. Felices por ver a las jóvenes luchando por sus derechos, y que cada día somos más, les dejaron el micrófono a ellas, las referentes estudiantiles.

 

Camila Sosa, integrante del Centro de Estudiantes del Colegio Martín Zapata, fue la encargada de comenzar. La charla arrancó con el tópico del atropello a la libertad de expresión en los colegios secundarios, tanto estatales (de la provincia y de la universidad) y privados (religiosos y laicos). La referente estudiantil contaba que, desde hace algunos meses, en algunas escuelas de la provincia de Mendoza, a la mayoría de las personas que llevan un pañuelo verde colgado de la mochila o sobre sus cuellos se les obliga a sacarselo o se les sanciona con castigos “ejemplificadores”. Pero a les que llevan el pañuelo azul, que simboliza a la lucha de “Salvemos las dos vidas”, no les ocurre lo mismo. 

 

Camila, además, señaló favorablemente el hecho de que en colegios, como el “Martín Zapata” o el “Magisterio”, fue tanta la presión de les estudiantes - gracias al funcionamiento activo de los Centros de Estudiantes para debatir esta problemática - que se pudo debatir, al igual que en esos establecimientos hubo una serie de manifestaciones  a favor de la legalización del aborto sin llamados de atención.

 

Hay que recalcar que no todos los colegios cumplen con la Ley de Centros de Estudiantes. Les directives ponen muchas trabas a la hora de constituir uno. La joven representante del “Martín Zapata” recalcó que no en todos los colegios se da el lugar para que les estudiantes puedan debatir estos temas de actualidad sin prejuicios ni adoctrinamiento.

 

“Nos dimos cuenta de que a los estudiantes se nos subestima un montón, porque se nos habla de derechos y de que el colegio es por y para nosotros, pero no se nos da el espacio ni la participación que necesitamos y que merecemos”, afirmaba Sosa.

 

Estamos en el año 2018, a cien años de la Reforma Universitaria. En las escuelas constantemente se les habla a les estudiantes de los revolucionarios de aquella época y, como afirma Camila, no se habla de las revolucionarias, como si las mujeres no hubieran existido en esa revolución. Agregó, además, “la misma gente que nos habla de los cien años de esa Reforma es la que después señala - de manera negativa - a quienes también luchamos por la educación que merecemos: una educación laica, gratuita, científica y de calidad. Hoy también estamos luchando por el boleto estudiantil. Que nos reconozcan como sujetos y sujetas de derecho y como sujetos y sujetas políticas. Las instituciones tienen miedo de que los alumnos, incluso, puedan participar en la política”.

 

Para terminar con mucha fuerza en su oratoria, la referente estudiantil, citó el hecho de que todo el tiempo en los medios hegemónicos, y también en las redes sociales, se habla y se escribe de forma negativa sobre los movimientos feministas y sobre las manifestaciones que se realizan. Sobre esto Camila comentó: “Lo que no saben es que los estudiantes tenemos doble tarea; aparte de estudiar salimos a la calle a reclamar por nuestros derechos”, “estamos luchando por ellos también, por sus hijos”.

 

Tras fuertes y cálidos aplausos, Milagros Saavedra, representante del Colegio del Magisterio, tomó el micrófono. Se la pudo escuchar decir: “Se habló mucho del interior como si fuéramos de otro país, atrasados… y, nuestra estrella, José Luis Ramón en Diputados nos trató de burras, como que si no teníamos internet cómo íbamos a saber qué es un aborto y dijo que el interior está a favor de la vida y sí, estamos a favor de la vida de las mujeres y de las personas gestantes. A él le decimos que en el interior también abortamos, tenemos conocidas que abortan, también tenemos a las socorristas - Malona Rosay a La  Simona -”.

 

Milagros llamó al senador nacional por Mendoza, Julio Cobos, a decidirse por la legalización del aborto que tanto reclama el pueblo.

 

Luego fue Paula Ciotti, integrante de la agrupación “Propiamente dicha”, la representante de los departamentos más alejados de la Ciudad de Mendoza. Paula se propuso contar cuánto influye la iglesia en los pueblos pequeños. El cura va los domingos a cenar a la casa de las distintas familias. En las escuelas tenés ‘Jesúses’ y ‘Marías’ colgando por todos lados. Los profesores les besan los pies a esas imágenes. Es parte de la rutina escolar rezar, más allá de que sea una institución privada o estatal.” A todo esto Ciotti señaló con repudio que hay profesores que se animan a hablar de tópicos como la Educación Sexual Integral o el Aborto (aunque rara vez sucede) pero siempre, o casi siempre, cargado de ideología teológica.

 

Para emocionar a las personas presentes, y que se sintieran identificadas, la estudiante leyó un texto en que se desmantela la manta de estereotipos con que somos señalades les jóvenes y, principalmente, las mujeres, pero con el mensaje final de que juntas podemos tirar abajo todas esas mentiras.

 

Finalmente fue el turno de la expresidenta del Centro de Estudiantes del Colegio Pellegrini de CABA, Ofelia Fernández, que para empezar dijo: “si los derechos de hoy son siempre las luchas de ayer, hoy hay que seguir luchando por los derechos de mañana”.

 

Ofelia recorrió, en palabras, por su niñez y adolescencia parecida a la de todas y todos: La división de juguetes, colores, actividades, las “capacidades” por sexo estaba y está presente. 

 

“Repasemos un poco qué fue nuestra vida. – señaló - En algún momento hubo una ruptura y tiene que ver con que la juventud es esencialmente rebelde. En 2015 aparece el colectivo “Ni Una Menos” y nos dice ‘hey podés rebelarte con nosotras’. Nos hacen creer que nosotras tenemos la culpa si alguien nos grita en la calle que nos quiere romper el orto. Nos hacen creer que estamos solas. Si somos feas para este sistema somos feas para todos y somos feas para siempre”.

 

Luego agregó: “Capaz que en nuestras decisiones nos encontramos con esos mandatos, sí, pero no van a ser mandatos, van a ser elecciones. Capaz que sí queremos ser madres, el tema es elegirlo, que no te lo impongan, que no sea la única salida para tu vida. Eso también es rebelarse, poder encontrarte a vos misma con cosas que capaz ya te habías encontrado”.

 

“El patriarcado se va a caer porque nosotras, nosotros aprendimos a levantarnos y no hay espacio para los dos. Si nosotras nos levantamos, se cae”, expresó y toda la sala estalló en aplausos. Además añadió que “yo sé que no está todo ganado y yo no les deseo mi misma trayectoria a las nuevas generaciones. Yo quiero que la libertad la conquistemos efectivamente”.

 

Antes de que las personas presentes le pudieran hacer una serie de preguntas a la referente estudiantil, para luego hacer un nuevo pañuelazo en la Alameda, Ofelia exclamó: “Nos sabemos guerreras ante todo, podemos bailar, maquillarnos, pero somos profundamente guerreras”.


Escribir comentario

Comentarios: 0

NOTAS RELACIONADAS

"Vigilia por el aborto legal, seguro y gratuito"
"Vigilia por el aborto legal, seguro y gratuito"
"Una Charla con María Antequera"
"Una Charla con María Antequera"
"Una Charla con Alicia Maldonado"
"Una Charla con Alicia Maldonado"