Miércoles 20/12/2017

 

MONTAÑAS

Curioso el camino 

de las montañas

Largos, sinuosos,

con piedras te traban,

te suben, te bajan,

te postran. Levantan.

Te quitan el aliento

y tus pies arrastran.

 

 

La presión

tus órganos inflama,

es el sol en tu cara,

o el peso en tu espalda,

o un frio sombrío

que en la noche te atrapa.

 

 

Será por el viento 

que baila en mi pelo.

Serán tus estrellas que son

más brillantes.

Será que en la cima 

mis ojos se abren.

 

Peligroso el camino

de las montañas

que, adoloridas mis piernas, 

me siguen llevando

y mi cuerpo que siempre 

parece pesado

guarda mi alma 

que se ha aligerado.

 

Por eso yo quiero

seguir anhelando

aquella libertad que 

tu silencio me ha otorgado,

porque solo a tu lado

mi espíritu vuela

cual cóndor en el altiplano.


Escribir comentario

Comentarios: 0

NOTAS RELACIONADAS