Jueves 07/06/2018

MANIFIESTO

FEMINISTAS MACABRAS

Somos las mujeres de “Palabras Macabras” y en este manifiesto queremos exponer nuestra postura. Como parte de los medios sabemos que es muy importante exponer nuestro descontento con esta gran problemática que es el machismo instalado en nuestra sociedad y, sobre todo decir, que nosotras somos feministas, porque somos mujeres fuertes que alzamos la voz y no nos callamos ninguna injusticia, porque aún cuando no estamos totalmente deconstruidas, día a día nos esforzamos y nos interesamos por aprender un poco más. 

 

Desde niñ@s se nos enseña cómo es y actúa un hombre y una mujer. Dejando bien en claro las diferencias. En esa educación, se cuela la violencia. Cómo es que se debe acatar, porque se debe ser agradable. Se nos dice que si un chico nos pega, le gustamos. Y así empezamos a confundir ataques y muestras de amor. El mercado – cuando hablamos de mercado nos referimos también al de los medios de comunicación en el que predomina la publicidad - nos enseña cómo ser mujeres, también, aparte de la familia, nos lo enseña la escuela. La educación es el primer detonante en nuestra construcción humana y social. Cuando llegamos al jardincito de cinco, en algunos casos más chicos también, las diferencias de sexo y género ya están marcadas: los hombres de guardapolvo azul y las mujeres de guardapolvo rosado. Las mujeres van a ese baño y los hombres al otro. Los hombres pueden correr y jugar bruscamente, pero las mujeres no, mejor que se queden con las muñecas y los colores. En la mayoría de los casos se destacan estos patrones.

 

En la primaria la cosa no es muy distinta. Cuando llegamos a las clases de educación física hay una clara diferenciación entre supuestos sexos débiles (mujeres) y sexos fuertes (hombres). Todo comienza cuando nos dividen en dos grupos en vez de compartir deportes y tareas. Los hombres ocupando la mayor parte del patio juegan al fútbol y al basket en segundo plano, entre otros. Las mujeres somos enviadas a jugar solamente al handball o vóley. Aquella niña/adolescente que pide jugar al fútbol es catalogada como machona o simplemente no se le presta interés.

 

En la secundaria los planos se repiten. La escuela estigmatiza más de lo que a veces pensamos en cosas simples, siendo que el cambio cultural que se pretende debe empezar por allí.

 

Los roles de género, es decir los lugares que ocupamos socialmente, los tomamos como naturales o normales, pero son construcciones sociales y culturales. Y como las personas los creamos, también podemos modificarlos. Empezar a cuestionarlos es el primer paso. Desde “Palabras Macabras” buscamos dar un espacio para estos cuestionamientos y denuncias. Buscamos desconstruirnos y reeducarnos. 

 

Las mujeres de “Palabras Macabras” nos proclamamos feministas, y apoyamos una escena local con igualdad de derechos, libre de violencia de género. Queremos una cultura más inclusiva, que les permita a las mujeres desarrollar y explotar sus potencialidades sin interrupciones de ninguna clase. Por eso nos comprometemos a fomentar y apoyar a las mujeres artistas en todo este recorrido por una cultura más justa. 

 

Alentamos, también, a TODAS a denunciar cualquier hecho de violencia, ya sea simbólica, física, psicológica, laboral, económica, sexual, doméstica, institucional, obstétrica, etc. Alentamos las denuncias penales, en una oficina fiscal, sin desacreditar el escrache por las redes sociales, pero resaltando la importancia de realizar dichas denuncias de manera formal, para que, de esta manera, se agilice el proceso legal y se termine con la impunidad del machismo y el patriarcado. 

 

Esperamos que se hayan aclarado algunas de tus dudas, y si te quedó alguna, estamos muy dispuestas a contestarlas... Esto es sólo el principio de nuestro aporte a esta lucha, aún queda mucho por hacer, pero no nos rendimos porque sabemos que no es imposible. Desde “Palabras Macabras” enviamos un mensaje de amor, inclusión, hermandad y sororidad a tod@s l@s artistas mendocin@s, y les decimos a las mujeres: ¡VIVAS Y LIBRES NOS QUEREMOS!


Comentarios: 0

NOTAS RELACIONADAS