Martes 26/06/2018

LAS MUJERES PÁJAROS

El sábado 23 de junio se presentó, en el Centro Cultural La Colombina, la obra de teatro “Las Mujeres Pájaro” de “Bohemia Compañía Teatral” bajo la dirección de Gerónimo Miranda

La obra de la que hablaremos a continuación, se realizó en el marco del “Ciclo Bohemio” llevado a cabo en el teatro «La Colombina», dicho evento tiene lugar todos los sábados de Junio, a partir de las 21 horas. Se invita a esa hora, ya que a partir de allí hay una feria de objetos en cerámica, una función de teatro «lambe-lambe» a la gorra y un bar con comidas y tragos, para esperar la función principal, que empieza a las 22 horas (Es buena la estrategia propuesta por el teatro, teniendo en cuenta que las personas pueden llegar un poco más tarde que el horario en el que se propone).

 

“Bohemia Compañía Teatral” es la organizadora, tanto del festival como de la organización de la cocina y el bar. Las personas que atendían eran personas que en ese momento no estaban en alguna obra, pero sí colaborando en puestos rotativos en los lugares ya mencionados, con gorra comunitaria. Esto habla del nivel de cooperativismo que se quiere mostrar en este teatro.

 

Antes de comenzar la función, a sala llena cabe destacar, el director avisó que la semana que viene finalizará el ciclo y que, conjuntamente, se hará una colecta para una comedor del Barrio La Favorita, por lo que pidió asistencia.

 

Enfocándonos más en la obra, la misma muestra un diálogo constante entre dos hermanas, que ejemplifican los dos modos de ver la sociedad que se pueden presentar hoy en día: la mujer oprimida, dejada, olvidada por su tiempo, sumisa hacia un hombre; y la que pudo escapar de esa realidad, yéndose a otra realidad donde el ritmo es más agitado, más movido y donde pudo elegir lo que quería hacer y ser en la vida.

 

Empiezan ellas hablando de su madre, quien alguna vez les dijo «no busquen un marido, busquen un compañero. Sean libres, sean pájaros», lo cual ejemplifica el conflicto principal de la obra: la capacidad de libertad de la mujer, o la resignación a vivir enjaulada.

 

Se plantean dentro de la obra, pujas internas por querer mostrar el punto de vista de cada una, buscando convencer a la otra que el camino que cada una siguió es el correcto, enfatizando así el conflicto principal, el conflicto interno y el conflicto con un otro tácito que es el padre. Eso se puede ver en diálogos como «¿no te das cuenta que nos criaron para acompañar, como un vino o una ensalada?» contra «yo no soy como vos, yo no tengo tu fuerza. Tengo miedo de irme», por citar algunos ejemplos.

 

Con respecto a la escenografía, se trata de un árbol muy bien realizado e iluminado con colores cálidos, con algunos sillones de jardín, lo cual muestra coherencia con el espacio en el que transcurre la obra.

 

Sobre las actuaciones se puede ver una relación muy íntima entre los personajes, con muy buen trabajo actoral que nos hace sentir que las actrices se conocen de toda la vida, ayudando a la generación de empatía en les espectadores. 

 

La obra es recomendable para debatir sobre el conflicto latente que se siente hoy por hoy en la sociedad, en la cual se cuestiona el rol que la mujer tuvo siempre y sus posibilidades de ser libre o vivir aprisionada por servir a otres.

 

Es una obra que le habla al feminismo de hoy, con una reminiscencia muy fuerte a las obras parricidas que se oponían a las dictaduras militares en la Argentina y un sabor muy grande a «Casa de muñecas» de Henrik Ibsen.

 

El debate después de esta obra se vuelve necesario y se exige para replantearse los roles que ocupan las mujeres en el mundo contemporáneo para que no vuelvan a sentir opresión por su género. Como diría la obra: «toda una vida sufriendo por ser mujer».

 

 

 

 

 

 

FICHA TÉCNICA

 

Actuaron: Cintia Zolorza y Julieta Gentile

 

Dirección y Dramaturgia: Gerónimo Miranda

 

Asistencia de Dirección y Técnica: Bárbara García

 

Escenografía: Rodolfo Carmona

 


Escribir comentario

Comentarios: 0

NOTAS RELACIONADAS