Martes 05/06/2018

MENOS PALOS Y MÁS PARA EDUCACIÓN

En el día de ayer, el SUTE decidió hacer su plenario cortando la Calle Rondeau y la policía mendocina reprimió

Tiempos oscuros se avecinan en la provincia de Mendoza, es que luego de un tiempo largo la policía de Mendoza volvió a reprimir a los docentes mendocinos con su cuerpo de infantería. Lejos de tener diálogo, la fuerza policial reprimió una protesta pacífica. 

 

El efectivo policial que estaba a cargo del operativo, de apodo “Foca” (sí, apodos que le ponen a esos violentos que de ninguna manera buscan defender al pueblo), explicó que la calle Rondeau es la salida de la Ciudad de Mendoza y por eso había que sacar a los docentes y, claramente, porque la jueza se cansó de las protestas pacíficas. Lamentablemente, ese señor, no se dio vuelta al decir eso, porque si lo hubiera hecho hubiera visto que la calle Pedro Molina está cortada. Y si además hace memoria, el corte lleva varios meses. Entonces, la salida de la Ciudad de Mendoza, por el momento, es la Calle Peltier y, su continuación, Morón. 

 

Claramente, la razón no era la que adujo ese hombre de azul, la verdadera razón es que estamos en frente de un gobierno tirano, autoritario y que no le gusta que “le hagan problemas” en la puerta de su casa. Estamos frente a un gobierno que, lejos de importarle el derecho a huelga y a la protesta del pueblo, tiene ansias de reprimir a la gente, tiene ansias de hacer ver a los docentes como los malos de la película. 

 

La represión vergonzosa de la policía de Mendoza marca un antes y un después, es una luz de alerta para el pueblo mendocino, es una advertencia de que se acabaron las protestas pacíficas en las que la policía no pega palos. Se acabaron los juegos de las imputaciones sorpresa con policías civiles infiltrados en la protesta. Comienza, nuevamente, la era de los palos…

 

Mientras tanto el SUTE (Sindicato Unido de los Trabajadores de la Educación) de nuestra provincia, sigue adelante con su campaña #MásParaEducación, dejando ver una clara diferencia entre las intenciones del gobierno de diezmar la educación mendocina y las intenciones de los docentes que piden a gritos un aumento lógico y real de salario, acompañado de un presupuesto digno para que nuestros pibes puedan estudiar en, por lo menos, las mínimas condiciones, que dicho sea de paso, hoy no tienen.

 

 

La tensión que se vivió ayer nos hace volver a preguntarnos cuál es la real función de la policía, ¿su función es cuidar al pueblo o pegarle a la gente? Está claro que, en nuestra sociedad y en los tiempos que corren, la fuerza policial está para reprimir al pueblo. Esa policía, en esta posición da vergüenza, es inentendible cómo pueden dormir tranquilos después de pegarle a los docentes, un oficial de la policía le pegó en la cara a un docente con un tubo de metal y después se escondió detrás de sus compañeros, ¿esa es la manera de actuar?

 

 

El pueblo debe despertarse, un 15% de aumento frente a una inflación superior al 13% en menos de seis meses, con un tarifazo promedio del 60% en los servicios imprescindibles. Nuestro costo real de vida ha aumentado, desde el año pasado solamente, un 73% y el gobierno dice que con un 15% de aumento está bien. La gente debe entender que si los de abajo no nos unimos a favor de nuestros derechos y nuestras vidas, terminarán más personas en la calle, terminaremos con una pobreza más alta de la que tenemos, terminaremos destruidos por un gobierno que no tiene ni la más mínima intención de ayudar a la gente.


Escribir comentario

Comentarios: 0

NOTAS RELACIONADAS