Miércoles 05/12/2018

NOS QUEREMOS VIVAS

Nos queremos fuertes

El 25 de noviembre es el día Internacional de la #NoViolenciaContraLaMujer.  Ese día, en 1960, un grupo de hombres siguieron las órdenes de un dictador y asesinaron “a palos” a Patria, Minerva y María Teresa Mirabal. También conocidas como “Las Mariposas”. Las tres hermanas lucharon en el movimiento “14 de Junio” contra el régimen de Rafael Trujillo en República Dominicana.

 

Dos de las hermanas, Minerva y María Teresa, habían sido previamente encarceladas, violadas y torturadas en varias ocasiones, una de ellas en la cárcel “La Victoria”. Cuando volvían de visitar a sus maridos, las mandaron a matar haciéndolo pasar como un accidente en un jeep, suceso en el que también falleció el chofer. El pueblo dominicano no lo creyó, a pesar de que los titulares de los diarios así lo afirmaron. El hecho generó una gran repercusión en el país y solo contribuyó al rechazo a la dictadura y a apoyar a los ideales que defendían las hermanas Mirabal. Si ellas no son ejemplo de lucha contra lo establecido y sus consecuencias, no sabemos qué puede serlo.

 

Nuestras luchas como feministas han ido abrazando cada día más a nuestra independencia y nuestra autonomía. En el ínterin la mayoría de las personas ha comenzado a darse cuenta de cuántas fallas hay en la humanidad y nos reclaman a nosotras, cuales niñes, que nos ocupemos de ellas. Incluso en un descaro egoísta, minimizan o niegan nuestras demandas. Algunos, desesperados, nos piden pelear por sus causas ya que, al parecer, no saben cómo hacerlo por ellos mismos.

 

Salimos a marchar contra el maltrato hacia nosotras y se dieron cuenta de que había maltrato por todos lados. Salimos a marchar para poder decidir sobre nuestro propio cuerpo y, de repente, comenzaron a pensar en alternativas, soluciones médicas o legales, notando la falta que hay de educación sexual.

 

Sin darnos cuenta, nuestro movimiento se ha convertido en la voz política de lo que sucede ¿Quién más está levantando su voz contra las faltas? ¿Contra las falencias del gobierno?

 

Estamos cansadas de vivir día a día la violencia de parte de todos, por eso tomamos las calles, gritamos bien fuerte, y hacemos oídos sordos a los hipócritas que se creen que, siempre, otras vidas importan más que las nuestras. 

 

En definitiva, a la sociedad en general le jode que tengamos poder sobre nuestros cuerpos y sobre nuestras mentes. Nos temen. Y todes sabemos que mientras más miedo se propaga, más violencia se inserta en las personas. Pero ya hemos pasado por todo esto. Por milenios hemos sido las víctimas de un horrible sistema que nos oprime verbal, psicológica, corporal, e incluso espiritualmente. Nos han enseñado a vivir con ese miedo, pero ya no más. No toleraremos más vivir de este modo. Este sentimiento de impotencia se puede transformar en nuestra fuerza si nos unimos. Aún nos queda mucho por crecer y aprender, pero en tiempos de crisis como los que estamos atravesando, más necesitamos armarnos de valor y llenarnos de nuestra sororidad.

 

Casi sesenta años después, se nos sigue matando, golpeando, insultando, subestimando e intentando callar.  Este día es un recordatorio de todas esas cosas que tenemos que tolerar día tras día. Un recordatorio de las consecuencias que, a veces, tiene luchar por nuestros ideales: el miedo a los tiranos y el miedo a morir.  

 

Pero debemos enfrentar ese miedo. Porque es esta violencia sistemática la que hizo que asesinaran a Sheila, que tenía solo diez años, luego de que la abusaran. Esta es la consecuencia de seguir dejando que traten a las mujeres como basura. Dejamos que eso le ocurriera a Melina Romero. A Candela Rodríguez, y a tantas otras. El papel de espectadores que hemos tenido a lo largo de la historia caducó. Es momento de actuar. Nos van a querer dividir, nos van a hacer ver como unas locas histéricas e incluso hacernos creer que no podemos hacer nada. Pero permanezcamos firmes y demostremos lo contrario. Por Sheila, por todas las niñas que ya no están y por las que siguen aquí, no permitamos que sus sueños terminen en una bolsa de nailon.

 

Nos queremos vivas y más fuerte que nunca.


Escribir comentario

Comentarios: 0

NOTAS RELACIONADAS