Miércoles 29/08/2018

"NUNCA ES TARDE PARA UNA MALDAD"

El sábado 25 de agosto se presentaron, en la Cervecería 23 Ríos, las bandas locales “Willy Tertulian” y “Spaghetti Western”

 

Por Santiago Tagua y David Alós

 

Boedo y Acceso Sur, lejos de los ruidos de la ciudad mendocina, alejado de toda costumbre citadina, existe un galpón que, además de servir cerveza artesanal y una gastronomía muy peculiar, en este último mes ha alojado a bandas importantes para la escena local.

 

Un ambiente raro se sentía en el ambiente, por un lado la gente de “Spaghetti” se despedía de la escena local por un tiempo para irse a Buenos Aires de gira. Pero por otro lado estaban los pibes de la “Willy Tertulian” que se subían a un escenario grande por primera vez y con el agregado de la cantidad de gente que había. 

 

 

Indudablemente la primera banda en subir fue la “Willy” que, con su ritmo nuevo y pegadizo, hizo saltar y bailar a toda la cervecería. Tuvieron tiempo, también, de expresar su apoyo a la lucha docente y en defensa de la educación pública, gratuita y laica. 

 

Luego de haber escuchado a los chicos en “Lobby Club”, el salto de calidad con un sonido a la altura de las circunstancias y un sonidista como Lucas Noguera, toda la energía y la calidad de la banda se potenció para sonar de una manera impresionante. El carisma de Matías “Tano” Trillini comunicando la ansiedad y nerviosismo de toda la banda, pero canalizándola en una presentación impecable por parte de los “Willy Tertulian”.

 

Es una banda joven que le promete mucho a la escena mendocina, habrá que seguirla de cerca para saber cuál es la próxima locura de los pibes y como los encontraremos la próxima vez. Esperamos que, cada vez, mejoren con el mismo ritmo que lo vienen haciendo. 

 

Apenas finalizó la primera banda, se comenzó a armar el escenario para el “plato fuerte” de la noche, se sentía la ansiedad del público por ver arriba del escenario a la gente de “Spaghetti Western”. 

 

El pañuelo verde en una de las muñecas de Fran Figueroa, recordándole a todes que la lucha aun no termina y que ese pañuelo – y el símbolo que representa ese pedazo de tela – llegó para quedarse y cambiar totalmente el paradigma en el que se discute el Aborto Legal, Seguro y Gratuito. 

 

Las risas de complicidad entre todes les integrantes de “Spaghetti” hicieron sentir al público que esa noche fue sumamente íntima para todes y que la banda se quería despedir de su provincia natal a lo grande. 

La gente no paró de bailar, disfrutar y hasta, en un momento, poguear al ritmo del estilo particular de la banda. Se nota el profesionalismo y el disfrute que siente toda la banda al entregar un pedacito de su música a la gente que estaba presente esa noche. Las dos voces femeninas dejan alucinando a cualquier persona, la batería impecable y una guitarra que te acompaña y te lleva por todos los matices musicales por los que pasa la banda.

 

“Spaghetti Western”, una vez más, demostró que está para cosas enormes y ese debe ser uno de los objetivos que persiguen al abrirse a la gran ciudad y desde “Palabras Macabras” esperamos que ese deseo se cumpla, que den el salto que necesitan para ser una banda grande, para que demuestren, como lo vienen haciendo en los escenarios mendocinos, la calidad de músiques que tenemos en la provincia y que la sed de gloria deja eufórico a cualquiera.


Escribir comentario

Comentarios: 0

NOTAS RELACIONADAS