Miércoles 30/05/2018

PAÑUELAZO HISTÓRICO FEDERAL

Ahora es cuando

En el micro, en bici, por el centro, caminando hacia el parque cívico. Con un pañuelo verde en la mochila, en la muñeca, en el cuello. Así llegamos a este 28 de mayo, “Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres”, en el cual se realizó un pañuelazo por el aborto legal, bajo la misma consigna que tiene desde 2005: “Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir” 

 

En Argentina se calcula que alrededor de 500 mil mujeres recurren cada año al aborto clandestino, mostrando cómo la penalización no impide su práctica, sino que la hace peligrosa por la falta de recursos económicos de muchas mujeres. El aborto es parte de la cotidianeidad de medio millón de mujeres que, año a año, desoyen mandatos sobre sus cuerpos y sus vidas, trayendo al escenario público un tema crucial: la maternidad debe ser voluntaria, deseada, proyectada. Según cifras oficiales, las complicaciones por abortos inseguros son la principal causa evitable de mortalidad materna en Argentina (más adecuado resultaría hablar de muerte de mujeres gestantes, pero mantenemos la designación muertes maternas al hacer referencia a estadísticas de organismos oficiales).

 

La concentración duró apenas 2 o 3 horas, las luces del parque cívico y casa de gobierno por “mera casualidad” se mantuvieron apagadas. Nos llamó mucho la atención la presencia de más hombres que en marchas y pañuelazos anteriores. 

 

L@s mendocin@s, una vez más, fuimos víctimas de los medios de comunicación, nuevamente hicieron oídos sordos y cumplieron la misma función que vienen cumpliendo hace años, la de no informar. Vivimos en una ciudad chica, y aun así mucha gente no se enteró (o no se quiso enterar) del pañuelazo, damos gracias a que existen las redes sociales y que la voz de las mujeres mendocinas no se puede acallar.

 

La ola verde se plantó en las escalinatas de la Casa de Gobierno provincial y estuvo toda la tarde transmitiendo este mensaje a través de cantos, sonidos de tambores, y sororidad entre compañeras. Por supuesto, poca presencia de medios y otras entidades institucionales. La que no fue poca, fue la presencia del pueblo.

 

Las manifestaciones sociales como estas, que son una expresión hacia la sociedad para que nos reconozca, podrían mejorar para que el impacto sea mayor. Durante el evento solo hubo dos intervenciones de baile y tambores. Como medio cultural animamos a artistas y a organizadoras de la campaña a sumar, en estos actos, muchas más intervenciones (gráficas, visuales, dramáticas, musicales, etc.). Que este ruido se transforme en un grito más firme del que viene siendo en Mendoza. Lograr ser esa canción que se les quede pegada.

 

Es importante entender la lucha social que se lleva adelante acerca de este tema, es importante creer en estas manifestaciones que nos muestran un camino de sororidad en toda la sociedad mendocina y argentina. No debemos permitir más la muerte de mujeres por abortos clandestinos, debemos comenzar a prestarle atención a esa luz de alarma que nos dice que “ahora, es cuando”.

 

Si querés saber más acerca de esta campaña hace click acá


Escribir comentario

Comentarios: 0

NOTAS RELACIONADAS