Miércoles 11/07/2018

SEGUIMOS GRITANDO “¡EL ARTE NO ES DELITO!”

El día 10 de julio, en consonancia con Buenos Aires, se llevó adelante un “callejerazo” en el cual los artistas callejeros se declararon en contra de la ley 1664-J-18

Las personas que normalmente pasan por la Plaza Independencia, en las tardes mendocinas, se quedaron para ver qué es lo que pasaba, de qué se trataban los sonidos de tambor murguero y las voces que agitaban el arte callejero. Poco a poco se fue formando una especie de ronda, justo en el medio de la Plaza, en la que malabaristas, payasos, músicos y murgueros se iban entendiendo para hacer una actividad de visibilización en unidad. Un saxo sonaba, una percusión acompañaba aquel ritmo, mientras otras personas bailaban. Los vendedores ambulantes, obviamente, no faltaron.

 

El pasado 12 de junio se hizo pública la intención del gobierno porteño de modificar el código contravencional de la Capital Argentina. Específicamente la modificación tiene que ver con algunos puntos clave que desprestigian y criminalizan al arte callejero. La modificación trata al arte callejero como ruido molesto en la vía pública y, a partir de ello, empieza la nefasta persecución.

 

Como viene sucediendo en nuestro país, hay una regresión en derechos conquistados por el pueblo. La modificación de la Ley pretende devolverle a la fuerza pública “todas las facultades” para accionar e intervenir en contra del arte callejero (volvemos al miedo de que te quiten los instrumentos, terminar preso por pasar la gorra). Otro de los puntos, es que se volverían a aceptar las denuncias “anónimas” (básicamente, no necesitan de la denuncia para reprimir a los artistas). Y, por otro lado, está también el tema de las penas: por estos supuestos delitos se pretende  cobrarle multas de hasta $5.000 o cinco días de calabozo (sí, la ley dice calabozo). 

 

Volviendo a Mendoza, ayer se pudo sentir aquella sintonía de apoyar eso que nos alegra el día cuando estamos pasando por cualquier calle del centro mendocino. Volvemos a sentir que cuando se busca la unidad, el arte es el mejor pegamento. Les artistes estuvieron todes juntes, compartiendo su arte, convidando un poco de esperanza a tode quien quisiera quedarse a disfrutar, al menos cinco minutos. 

 

 

Desde “Palabras Macabras” repudiamos todo atentado contra los derechos de les artistes. El arte es vida, el arte es el único canal de la cultura para expresarse, para decir lo que está pasando. Se avecinan tiempos difíciles, nada que no hayamos vivido y, en ese entonces, también resistimos a la criminalización del arte. Este proyecto afecta a todo el país, porque busca sentar una jurisprudencia para todas las provincias. Acá en Mendoza aún está latente aquella resolución municipal que se mantuvo desde la dictadura, la cual prohibía el arte en las calles.  

 

Mendoza, a través del código de convivencia, no permite el arte ambulante, es decir el arte sin permiso expreso de la Municipalidad de la Capital, y eso, es reprimir el arte, eso también es coartar la libertad de expresión del pueblo. Repudiamos cualquier intento de lesión al Derecho de Expresión, o al Derecho de Libertad de Prensa (el cual quiere destruir nuestro tan querido Alfredo). 

 

Volvemos a decirlo, y cada vez más fuerte, EL ARTE NO ES DELITO, es simplemente arte. El arte es expresión libre, el arte es todo lo que está bien y estas políticas todo lo que está mal. “PM” sigue insistiendo y sosteniendo EL ARTE NO PUEDE CAER EN MANOS DE LA REPRESIÓN, NI DE “DENUNCIAS ANÓNIMAS” UNA VEZ MÁS. 


Escribir comentario

Comentarios: 0

NOTAS RELACIONADAS