Miércoles 03/10/2018

Macarena Marset, cantante de "Chapeca"

“El sueño de la banda es crear una nueva movida en Mendoza, donde los principios políticos y sociales dentro de la música sean la nueva vanguardia”

Una Charla con Dale En La Nuca

Lorenzo González Raso (voz y guitarra), Valeria Vitale (teclado, sintetizador y coros), Franco Monjes (bajo y coros) y Diego Moya (batería y coros) conforman, desde hace un año, “Dale En La Nuca”. Su impronta de lucha y visibilización de las problemáticas sociales viene rompiendo estructuras en Mendoza desde hace un tiempo. Tuvimos la oportunidad de charlar con elles para conocer más acerca de esta forma de hacer música.      

 

¿Cómo fueron los inicios de la banda? 

 

Lorenzo: La banda empieza el 21 de noviembre de 2011, onda familiar. Empezamos a tocar y la cosa se empezó a poner más exigente. Había más ensayos, más compromisos y empezaron a cambiar todos los integrantes. Ahí entró el "Franco", “Diego” y “Valeria” hasta que llegamos a la formación actual. 

 

Hablemos del primer disco, ¿cuándo salió?

 

Franco: El primer disco va a estar dividido en dos partes: la primera parte que ya salió, que es "Elegí Ser", y la segunda parte que es "Lo que Persiste". La primera parte, "Elegí Ser", salió el 10 de marzo del 2017. Y la segunda parte, le dimos una vuelta de rosca y vamos a ir sacando de a uno, cinco temas con un concepto distinto cada uno.  Quizás después, si la situación lo amerita, lo englobaremos bajo un concepto y subiremos un disco. 

 

Lorenzo: El disco es cada tema. Con su concepto, con su tapa, con su presentación, todo individual. Más por la movida actual de que si sacás un tema o si sacás un disco de doce temas, a los seis meses ya murió ese disco. Entonces sacás un tema, a los seis meses sacás otro tema y ahí te vas renovando y aprovechas esta movida digital de que podés sacar un tema todos los días sin problema.

 

¿Cuál es el fin de Dale En La Nuca? 

 

Lorenzo: El fin de DELN, para mí, como banda, no es tocar bien sino llegar a ser activistas sociales por lo menos en Mendoza. Nuestro fin es lo social más que lo musical. A nosotros no nos gusta la música sin contenido. Siempre nos enfocamos hacia lo social, dejar un mensaje, criticar lo que no nos gusta. La música que te viene a entretener o para pasar el rato o hacerte ignorar la realidad no nos interesa a nosotros. 

 

A nosotros nos interesa percibir la realidad porque es donde vivimos, criticarla o valorar las cosas que tiene. Siempre teniendo en cuenta que es el factor en que vivimos y que criticarla y valorarla nos hace reales. No se puede ignorar el contexto, como banda, como músicos, como ciudadanos, como personas.

 

Hay una canción que estamos por sacar que tiene un sample donde habla René que dice que si están pasando 30 mil cosas en tu país y sacás un disco con quince boleros no estás siendo fiel realmente a vos mismo. 

 

Nosotros no sacamos una canción que realmente no sentimos. 

 

Franco: También viendo al artista como consecuencia de su persona. Si yo estoy viendo todo el tiempo luchas sociales y saco una canción con doce temas de amor, ¿realmente estás todo el tiempo enamorado?, ¿realmente estás siendo espejo de tu persona?

 

Lorenzo: Tenemos canciones de amor, tenemos canciones de todo porque somos un conjunto de todo. La onda es ser fiel a lo que uno siente.

 

A nosotros en este momento, en este concepto de popularidad acá en Mendoza, nos cuesta sentirnos identificados con una movida, asi que estamos como intentando crear la nuestra: esta onda de bandas que se sientan más identificadas por lo social que por lo musical.  Nos podemos reunir con cualquier género, es más, nosotros no tenemos género. Reunirnos con lo social, lucha y realidades. Intentar siempre ser fiel a lo que uno siente como ley principal para hace música.

 

¿Cómo ven las políticas culturales acá en Mendoza? 

 

Franco: Paupérrimas. Las políticas culturales acá en Mendoza en vez de avanzar, retroceden con el nuevo ataque indiscreto que mandó el gobierno en la Ciudad de Buenos Aires que prohíbe a los artistas callejeros hacer su trabajo y su cultura en la calle. Hoy está muy avasallada la cultura en Mendoza y eso repercute en los músicos y en las músicas. Desde lugares para tocar, arreglos con los locales y todo lo que concierne al hecho de llevar la cultura a la gente.

 

Lorenzo: Yo creo que en Mendoza el gobierno es muy vivo en el sentido de que tienen varias fiestas donde las bandas quieren tocar. Pero las bandas tienen que ser pillas y en vez de morirse por tocar en esos lugares, deberían aprovecharlo porque se puede ser crítico: Se puede tocar en la “Fiesta de la Cerveza” y bardear a Cornejo. No hace falta que te cases. Veo que el gobierno la tiene muy fácil en las bandas; sabe a qué bandas llamar porque sabe cuáles son las que no van a decir nada. Las bandas que son populares y vienen a pasar el rato. Yo creo que ya se ha hecho como un grupito la Secretaría de Cultura. En ese sentido están muy cómodos por eso tenemos que molestarlos más y tenemos que hacer cosas independientes, cosas propias.

 

Piensa el gobierno que poner un recital con cinco bandas copadas es lo mejor que le ha pasado a Cultura en Mendoza. Hay que entender que, no porque traigan a dos bandas están haciendo cosas con cultura. Al mismo tiempo estamos con las escuelas 2030 con las carreras prioritarias y están sacando el arte de las escuelas. No nos dejemos engañar con las fiestitas que nos vienen a organizar; seamos más pillos y veamos el fondo de esto.

 

¿Qué es cultura? 

 

Franco: Cultura son todos los medios por los cuales el pueblo se puede llegar a expresar. 

 

Lorenzo: Galeano dice que el que dice saber lo que es cultura, no entiende nada.

 

Franco: No podríamos tener un punto de vista objetivo para algo que es subjetivo para cada una de las personas. Pero creo que decir que es un medio de expresión, es bastante abarcativo. 

 

Lorenzo: Yo a la cultura la veo como un factor social y político. Hay gente que la usa para entretenerse. No se jode con la cultura por eso en épocas tan difíciles y horribles de la sociedad a referentes de la cultura se los ha prohibido. Entonces la cultura hace a la sociedad. 

 

¿Y el arte? 

 

Franco: Es subjetividad pura. Cada una de las personas va a percibir y va a hacer el arte como lo siente.

 

Lorenzo: Si la cultura es un factor social y político macro, el arte es todo lo micro que completa a esa cultura.

 

Hace unos meses tocaron en el festival “Las voces de lxs pibes que no están”, ¿Cómo llegaron ahí? 

 

Hay un colectivo, el CELPI (Colectivo en Lucha por lxs Pibxs), que son familias autoconvocadas con hijos víctimas de Gatillo Fácil, violencia institucional. Vos tenés una causa en contra de un policía y los jueces encajonan eso y el CELPI tiene el peso político para poder hacer que se mueva algo. 

 

¿Cómo llegamos? Por una convocatoria por Facebook fantasma. Caímos porque la impronta de la banda da para ir a esos lugares. Y si nosotros nos vemos como activistas sociales, esos son los lugares que siempre que se pueda vamos a ir. Bueno, llegamos ahí y después del primer toque se sintió algo especial con la gente de la organización, Franco se metió mucho en la logística del toque, Diego puso sonido. Nos dejó muy apegados a la causa. Cuando pasó el segundo festival, nosotros íbamos a ir y ver como espectadores, se cayó una banda a último momento y nos llamaron a nosotros. Y dijimos que sí ciegamente porque esas causas, las personas y las ideas pesan más que cualquier cosa. Tocamos detrás de la cancha de Huracán y habíamos encontrado nuestro lugar. Lo nuestro no es un barcito de Chacras o la Arístides. Ese fue uno de los lugares en donde más cómodos nos sentimos. 

 

Cuentennos un poco acerca de “Religión”, el próximo tema que van a sacar 

 

El 18 de septiembre sale el video. Primero, es el proyecto audiovisual más grande que hemos encarado hasta ahora. Tendrá unos once actores y actrices. El video lo venimos laburando hace seis meses pero la canción data de hace 1 año. 

 

Es una crítica pura y dura hacia la religión puntualmente, hacia las instituciones, hacia la manipulación de las creencias y cómo se aprovecha esta gente de otra gente.

 

El video conceptualmente es muy duro en el sentido de las cosas que crea la religión. Tiene imágenes muy fuertes de la gente que es víctima de esta manipulación y también se centra en lo que la gente se está perdiendo por vivir metida en dogmas que te cierran. 

 

Entonces el video te muestra el placer de la comodidad que te da estar bajo un dogma.

 

 Y el dolor que tiene que vivir otra gente por las consecuencias de su dogma. Tiene escenas muy fuertes. El video no viene a relatar la canción, sino que cierra el concepto. Ni los directores nos entendían cuando les dijimos lo que queríamos hacer.

 

¿Esta forma de llevar adelante las cosas alguna vez les ha jugado en contra? 

 

Franco: Yo pienso que siempre nos ha jugado en contra. El público hoy en día quiere escuchar cosas blanditas y lo vemos desde las políticas culturales hasta en el público que asiste a ver a las bandas. 

 

Lorenzo: La idea no es tirar bronca, sino que se concientice. Pero hay festivales en los que no podemos estar. Una vez tuvimos un toque en una Iglesia y nosotros no sabíamos que iba a ser ahí. 

 

Diego: Un pastor antes de que tocáramos se había puesto a predicar. 

 

Lorenzo: Después tocamos “No Reces Por Mí” que también es una crítica y tuvimos problemas. Nos dijeron que les habíamos faltado el respeto y que teníamos que pedirles disculpas. Si nos invitan y saben lo que tocamos, nosotros vamos a tocar eso. No hubo concientización. Entonces hay lugares donde no podemos tocar, hay lugares que nos dicen “este tema no lo toquen”. Pero si nos invitan, invitan al paquete completo: vamos a tocar los temas que nosotros queramos. Eso también ha generado cariño en alguna gente porque en los lugares en que quieren que estemos, realmente quieren que estemos y saben lo que decimos, no para hacer ruido un ratito. 

 

Franco: Una anécdota de cariño ocurrió en el festival de “Las voces de lxs pibes que no están”. Terminamos de tocar, se me acerca un señor y me dice: “loco, te quiero dar gracias en nombre de toda una generación por poner el audio de Azucena Villaflor (Abuela de Plaza de Mayo mencionada en la canción “La Bonanza”). Cuando Azucena estaba diciendo eso en La Plaza de Mayo, yo era preso político”. 

 

Lorenzo: Ahí ya nos sentimos realizados. Hay gente que no quiere escuchar el audio de las Abuelas de Plaza de Mayo. Nosotros vamos y tocamos con eso. 

 

Con la posición que plantean en “La Bonanza” con respecto a la dictadura militar, ¿qué es lo que sienten hoy ustedes con la voz no oficial de hacer pasar la dictadura como algo menor? 

 

Lorenzo: A nosotros nos duele mucho que se les falte el respeto a sobrevivientes o a familiares de gente que ha muerto en la dictadura. El día de las Madres tenemos que sacar ese tema y mostrárselo a todos. No soportamos esa violencia que se impone a ningunear una lucha, las muertes. Eso nos hace estar bien seguros de dónde estamos parados. Esa bronca la usamos para interpretar el tema, para cuando vienen la crítica seguir tocando. 

 

Diego: Obviamente son los pibes y las pibas de nuestra generación los que mayor respeto les tienen a esas víctimas que por ahí la gente que sí lo vivió. Nosotros lo que hacemos con nuestra música es transmitirle ese mensaje a la gente que no sabe o no tiene dimensión de lo grave que fue. 

 

Así como ustedes son fieles a lo que piensan, ¿creen que el público que tienen también es fiel o comparte con ustedes? 

 

Sí, totalmente. Si bien tratamos de que el contenido musical también esté bueno, lo que llevamos, profesamos es la idea de ser fiel. No es sólo para nosotros, es para contagiar y compartir. 

 

¿Dónde ven a “Dale En La Nuca” dentro de algunos años?

 

Franco: Llenando un River –entre risas-.

 

Lorenzo: El sueño de la banda es crear una nueva movida en Mendoza, donde los principios políticos y sociales dentro de la música sean la nueva vanguardia. 

 

Diego: Que esa movida ya está, pero hay muy poca. Se les da mucha bola a otras. 

 

Lorenzo: Hay que darle visibilidad y sacarla adelante. Queremos algún día estar metidos en esa movida, no encabezar la movida ni nada. Y que, cuando vengan bandas de afuera a tocar acá vean contenido tras contenido de lo que pasa en Mendoza. Y que las bandas que salen a representarnos nacionalmente/internacionalmente vayan con un contenido claro y que, en Jujuy, Buenos Aires y Tierra del Fuego, se enteren de lo que está pasando en Mendoza y de su realidad. Yo no tengo sueños de popularidad ni de tocar en grandes lugares.

 

Diego: Que son los principios del rock nacional. Si vos te ponés a ver las bandas de los 70’ 80’, la gente iba a verlas porque el contenido que mostraban tenía que ver con lo que estaba pasando. Ahora una banda popular no te habla de eso.

 

Lorenzo: Dejando en claro que los géneros no son reglas para entrar o para no entrar en la crítica. 

 

Tal vez su realidad es que les chupa un huevo lo que pasa y son fieles a ello. No está mal, pero bueno, nosotros contagiamos el compromiso social. Además, lo comercial no es el problema porque todo es comercial, sino que no tienen contenido para comunicar, para nutrir. La movida popular “indie” por ejemplo, no es un género que venga a criticar; ahora todos quieren tener una banda indie y ser fieles a lo que el indie manda que es hablar de la montaña y del espíritu santo. A nosotros no nos interesa que los “wachines” sean entes sin sentido en una sociedad; a nosotros nos interesa que sean activistas sociales y políticos y que escuchen una canción nuestra y quieran armar un centro de estudiantes en su escuela.

 

Somos fieles a nuestra realidad y a nuestra forma de pensar. Ya asumimos que lo nuestro no es la movida popular actual. Mi objetivo es crear un festival popular en otro lado. 

 

Si me toca ir a una Fiesta de la Cerveza con Cornejo yo voy y canto lo que yo canto, decimos lo que tenemos que decir, caemos con las remeras que tenemos que caer cantando “Religión” o “La Bonanza”. Por ahí no nos vuelven a llamar, pero ya lo hicimos. Esas cosas que nos ceban a nosotros y nos incentivan a seguir tocando. En cambio, hay muchas bandas que no se proclamaron en contra del Fracking por ejemplo por miedo a Cornejo y la Secretaría de Cultura acá en Mendoza, para que después los llamen a tocar a un “Primavera Rock” por ejemplo. 


Escribir comentario

Comentarios: 0

NOTAS RELACIONADAS