Jueves 28/06/2018

Macarena Marset, cantante de "Chapeca"

UNA CHARLA CON MARÍA ANTEQUERA

“EL ABORTO CLANDESTINO TEJE UN ENTRAMADO DE SITUACIONES MUY INJUSTAS E INDIGNAS PARA LAS MUJERES”

Nos encontramos en un momento clave de la historia argentina con respecto a los derechos de la mujer. Apenas estamos dando este pequeño gran paso en el que se debata la despenalización y legalización del aborto. El senado ya tiene fecha de votación, el 8 de agosto donde se tomará una decisión histórica para el pueblo argentino. Mientras tanto, nos acercamos a María Antequera, médica, feminista, con especialidad en cirugía y educación médica, formándose también en cardiología clínica, para que nos responda algunas dudas y preguntas que nos surgen alrededor de este tema.

 

¿Hace cuánto incursionas en el feminismo? 

 

En feminismo, como praxis feminista, creo que desde la secundaria a través de un montón de cuestionamientos y laburo en el centro de estudiante. Me parece que, de alguna forma, una empieza sin querer desde esto que se llama “La filosofía de la sospecha”. A nivel teórico, mi formación viene desde que se inicia el Instituto de Género de la Uncuyo, desde el 2009. Es un espacio multidisciplinario donde empiezo como estudiante y continuo hasta el día de hoy como docente de la universidad, profesional, graduada… allí adquirimos una formación teórica y de praxis a través no solo de cursos de formación si no de debates, actividades en cada facultad o por fuera donde se invita a la comunidad. Todas ellas están relacionadas con la problemática de género desde las epistemologías feministas, ¿no? Es un instituto feminista. A partir de allí dilucidar que no hay un solo feminismo, si no muchos feminismos que nos atraviesan y que tienen sus miradas de clase, de sexualidades y de raza, etcétera, que hacen que haya, a nivel internacional, muchas miradas sobre el feminismo. 

 

¿Qué cambios has notado gracias al feminismo? 

 

Los cambios más recientes tienen que ver con cambios sociales. Vemos que esta lucha es por los derechos de las mujeres, pero también de La colectiva LGTB. En la diversidad sexual comienzan a poner en cuestión, además de derechos, los deberes sociales y cómo esto sale del espacio privado al espacio público, ósea que se politiza y ahí también se fortalece la lucha por derechos. Derechos que son nuestros, que vamos conquistando porque no se ha reconocido a lo largo de la historia.

 

A nivel jurídico, también, se han obtenido grandes avances a través de leyes, famosas son las que crean el programa de educación sexual integral, salud sexual y reproductiva, matrimonio igualitario, identidad de género y la Ley de parto humanizado. A nivel provincial esta la Ley de ligaduras de trompas, que parece sencillo pero necesitamos una ley para decir que una mujer no tiene ninguna obligación de pedir permiso a su pareja para acceder a una ligadura de trompas. Y bueno, hemos obtenido la media sanción que proporcionaría la despenalización y legalización del aborto.

 

También hay nuevos cuestionamientos respecto a las nuevas masculinidades, formas de maternidad, a las formas de ser y estar en el mundo y abrir los ojos a la diversidad social y la diversidad cultural, hay avances pero que también hay que verlos en pos de la clase y si las analizamos en una perspectiva de clase, donde nos encontramos que hay sectores sociales que aún no tienen acceso a estos derechos y beneficios que se podrían obtener, todavía quedan muchas deudas pendientes en ese sentido.

 

¿Qué información tenés de los abortos clandestinos en Mendoza?  

 

Lo que sabemos es que hay cosas que no sabemos, por ejemplo los números. Pensar en una proyección numérica a nivel nacional, pero a nivel provincial no tenemos estadísticas. Entonces ese juego deslegitima a veces la posibilidad de la legalización, porque hay gente que demuestra con estadísticas que hay temas más importantes y es falso.

 

Está la cuestión también del socorrismo que existe en Mendoza, pero con ciertos recaudos. La venta de misoprostol en farmacias está prohibida desde el año 2007. Hay situaciones seguras como con estas pastillas, pero hay situaciones inseguras cuando se meten objetos, o plantas, o toda una gama de dispositivos que no son propicios para interrumpir un embarazo causando infecciones, hemorragias y las muertes. 

 

Esto sucede y lo que pasa en los barrios, por ejemplo, es que estos sucesos se invisibilizan para que no lo tengamos tan a flor de piel. El aborto clandestino teje un entramado de situaciones muy injustas e indignas para las mujeres. Y también teje ahí mismo un negocio importante para médicos que lucran con la posibilidad de que, unas pocas personas, vayan y paguen para acceder a un aborto clandestino pero en condiciones seguras. De ahí vienen los números de la mortalidad materna que queremos que se eliminen a través de la ley.  

 

Se habla mucho de la depresión post aborto... ¿Podrías contarnos un poco de qué se trata?

 

Van a dar, la semana que viene, una de estas charlas anti derecho y uno de los temas es el trauma post aborto. Este trauma es un invento de un científico "pro-vida"-  Vincent Rue –, en los años '90, para cambiar la legalización del aborto que habían logrado las mujeres en Estados Unidos, en algunos estados. A partir de allí, hay toda una situación de stress post-traumático... Si vos vas al SIDE 10, y ahora que va a venir el SIDE 11, que son los catálogos de enfermedades a nivel de la Organización Mundial de la Salud (OMS) no está este síndrome. Además, se conoce cuál es el trasfondo de cómo se inventa. 

 

Lo que sí sabemos y es importante destacar es que, como el aborto es clandestino, aunque sea seguro con Misoprostol, la situación de stress es de mucha tensión y preocupación porque, por un lado, está el juicio social a la hora de pensarlo, decidirlo y de buscar la manera de acceder, por el otro lado hay una cuestión legal que no te habilita. Entonces, lo que sí hay que reconocer es que esta situación de ilegalidad genera un stress en la mujer durante el proceso. Pero lo que describe la mayoría de las mujeres posterior a un aborto elegido, es la palabra alivio. Es la palabra que más se pronuncia en las situaciones post aborto a la hora de hablar de salud mental, de que las mujeres hablen por sí mismas sobre la salud mental. Esto ha sido documentado. 

 

¿Qué es lo que pensás sobre los objetores de conciencia?

 

Estas cuestiones por ahí de la objeción de conciencia son más un truco, una chicana, una estrategia de sectores anti-derechos para sesgar la posibilidad del acceso pleno a la salud integral de las mujeres como derecho. A partir de esto yo opino, y no solamente yo, Estela Manzana, una doctora que se ha dedicado a estudiar específicamente esta objeción de conciencia y ha alumbrado estas cuestiones en cuanto lo impertinente que es en salud tomarse la libertad de objetar conciencia, cuando nuestra función es habilitar el derecho pleno a una salud integral. En lo que es salud sexual y reproductiva, la gente que se dedica a la obstetricia y ginecología no puede objetar una práctica como el aborto, que en muchos casos es terapéutica, no solo es una urgencia, es una emergencia.  

 

No es pertinente pero, en un país con nuestro contexto político y con el poder que tiene la iglesia  a nivel del Estado, esto está permitido y avalado por comités de bioética, en los hospitales que no son, ni deben ser vinculantes, ni son legales o constitucionales, pero que se instalan para legitimar a estos objetores y arman una estructura y un sistema que a veces es inviolable. Por ejemplo, en hospitales pediátricos. Acá en Mendoza hay uno solo, y entonces entran niñas, que eligen, deciden interrumpir su embarazo, y estamos hablando de menores de quince años, ósea que según nuestro código penal son violadas. No hay como objetar esa cuestión, sin embargo, las apresan en una internación por motivos “sociales”, donde no se les permite el contacto con el exterior salvo estas visitas de los grupos llamados “pro-vida” que les incentivan la cuestión de la maternidad sin tener la posibilidad de tener diálogo con otros actores sociales que le permitan el derecho a decidir. Y así tenemos niñas madres que corren un grave riesgo de muerte a la hora de parir. Esto es lo que sucede hoy en los hospitales pediátricos.

 

¿El país puede bancar económicamente estos gastos en salud?

 

No es por el proyecto que necesitamos más presupuesto en salud, si no por los problemas de financiamiento que hay de base en todos los aspectos, tanto en infraestructura, materiales, salarios, en condiciones de trabajo que son paupérrimos. Esta Ley no generaría una carga extra en el sentido práctico, en que para indicar en el primer trimestre una receta de misoprostol necesitamos la voluntad política de la ley, de la dirección del hospital y de los y las profesionales de la salud que deben formarse al respecto para recetar el misotropol e indicar como debe usarlo en su casa. En el segundo y tercer trimestre quizás si necesitamos la internación de la paciente por un día para hacer una práctica que se llama “ameu”, que se hace bajo anestesia, que eso se haría en los quirófanos y salas de parto por profesionales que están trabajando en los hospitales o centros de salud, así que no recarga de costos al sistema de salud.

 

¿Qué opinás acerca de las políticas de educación sexual que se han tomado en la provincia de Mendoza? 

 

Tenemos, desde el año 2006, una ley, que es la Ley “ESI”- Educación Sexual Integral- que crea el programa que propicia que en TODAS las escuelas de este país se dicten talleres de Educación Sexual Integral y que, en todas las materias, se transversalice la perspectiva de género y derechos humanos. Creo que es realmente una ley muy rica. Lo que sucede, en general, es que esa ley no se cumple en la mayoría de las provincias. 

 

En diciembre del 2015, con la llegada de este gobierno, lo que se había logrado instalar en las diferentes provincias en cuanto a producción de material y en cuanto a políticas de implementación se desmantela, echando a la gente que estaba encargada específicamente de los grupos educativos en cada provincia. Eventualmente, en Buenos Aires esto sucedió, pero de manera muy brutal y no solo con el programa de ESI, sino también con el de Salud Sexual y Reproductiva. Entonces, a partir de ahí, se implementan políticas más sesgadas, haciendo hincapié en la familia tradicional y lavando todos estos talleres y contenidos que ya estaban circulando por algunas escuelas y con algunos docentes o responsables encargados. No se estaba cumpliendo debidamente, pero desde diciembre del 2015 se desmanteló muchísimo.

 

¿Quién debería encargarse de ver que esto se cumpla o no? ¿Cuál es la entidad responsable? Por mi experiencia personal (Juliana), yendo a escuelas tanto privadas como estatales, es de no haber recibido ninguna charla sobre Educación Sexual ¿Quién debería poner una multa por ejemplo a la escuela que no dicte ESI? 

 

Esto es una responsabilidad del Estado Nacional porque es una Ley y es también responsabilidad del Estado provincial. Es responsabilidad también del Ministerio de Educación. En nuestra provincia está representada, digamos, esa área por la Dirección General de Escuelas que ha salido con un doble discurso a la hora de decir "estamos implementando la ESI" en los medios hegemónicos, pero si vos vas a las escuelas eso no sucede o sucede de manera muy recortada, porque se toma a un o una docente para toda la escuela y se le otorgan dos horas por semana. El docente no alcanza a dictarle a todos los cursos dos talleres. Hay cursos que se quedan con un taller y hay cursos que reciben dos talleres. Tampoco se han hecho formaciones, que en el gobierno anterior se habían hecho muchas, ahora en cambio eso no sucede, cosa que también es responsabilidad de la provincia. 

 

Y está el tema del manejo de los materiales. Antes venían por parte de la Nación; la provincia también podía conseguir sus propios si quería. Ahora no sucede ninguna de las dos cosas. Entonces, si el Estado se debe controlar a sí mismo, sabemos que esto no funciona porque no hay voluntad política de cumplir con la ley y, por el otro lado, hay organizaciones sociales que denuncian esto, incluso el Sindicato Docente lo denuncia, incluso en los colegios pre-universitarios ni si quiera existen las horas. No es que hay un taller por año, ni ha circulado algún material, ni se han planteado los lineamientos curriculares si quiera. Los pre-universitarios de esta provincia están muchísimo peor y eso es responsabilidad del Rectorado de la UNCuyo que también entra en esta trama de responsabilidades a nivel legislativo, ejecutivo. 

 

 

¿Algo más que te gustaría decir? 

 

Las ganas de pensar que cuando el aborto sea Ley, nos espera muchísimo trabajo a la hora de implementar una reglamentación, de pensar la reglamentación. Allí es donde los y las profesionales del área de la salud (trabajadoras sociales, médicas, técnicas, enfermeras, psicólogas, etc.) van a entrar a trabajar en el día a día con esta problemática. También el deseo de una buena voluntad, de un respeto por los derechos de las mujeres y de una buena atención, que es lo que se merecen, que es algo muy importante a pensar a futuro. Para mí eso es ley, pero habrá que esperar.


Escribir comentario

Comentarios: 0

NOTAS RELACIONADAS

"Vigilia por el aborto legal, seguro y gratuito"
"Vigilia por el aborto legal, seguro y gratuito"
"Manifiesto Feministas Macabras"
"Manifiesto Feministas Macabras"
"Pañuelazo histórico federal: ahora es cuando"
"Pañuelazo histórico federal: ahora es cuando"