Jueves 23/08/2018

Macarena Marset, cantante de "Chapeca"

"QUE TE VEAN DE PIE Y NO DE RODILLAS, ENSEÑA"

En la mañana del miércoles, nos acercamos hasta la sede de FADIUNC (Sindicato de los Docentes Universitarios de la UNCuyo) para charlar acerca de la situación que está atravesando, no solo la docencia universitaria, sino toda la comunidad de las Universidades Nacionales

Pudimos charlar con Francisca Staiti (Secretaria General) y con Gustavo Cardozo (Pro Secretario de Finanzas) que se tomaron un buen rato para contestar todas nuestras dudas y poder avanzar en cuanto a la necesidad que tiene la sociedad mendocina de comprender cuál es la lucha de los docentes universitarios y por qué, en el mes de agosto, siguen de pie y luchando por su salario, frente a un gobierno que, al parecer, no le interesa solucionar un conflicto que afecta a muchos ciudadanos. 

 

Nos gustaría que nos cuenten acerca de la "Conciliación Obligatoria"...

 

FS: La conciliación obligatoria es una medida que tiene un doble sentido. Primero es neutralizar la lucha básicamente. Obligar a los trabajadores/as a abandonar las medidas de fuerza por imposición. También obliga a la otra parte a sentarse a negociar con lo que debe ser una negociación paritaria: de buena fe y con progresividad. Eso con respecto a la conciliación en sí.

 

Básicamente el objetivo es neutralizar la lucha ya que muy pocas veces de una conciliación obligatoria salen buenos acuerdos. Se para la lucha quince días o el tiempo que dure la conciliación - que son legalmente 15 días - y una vez pasado ese tiempo se vuelve a fojas cero porque no se avanza. En general ha sido así, no sé qué conciliación obligatoria ha logrado realmente tener éxito.

 

Con respecto a la de la UNCuyo, la que presentó ayer el rector, hay otro tema.  Por lo general lo que suele ocurrir es que los medios publican la noticia de que se pidió la conciliación obligatoria como tarde digamos, “Pide la conciliación obligatoria” como una gran noticia pero no en la inmediatez como salió publicada ayer en el MDZ. El mismo MDZ publica el texto de la conciliación, cosa también extrañísima porque la verdad es que, por lo menos que yo tenga memoria, no recuerdo que hayan publicado el texto del pedido de conciliación. 

Recién hablabas de la presión de los padres: por lo que tenemos entendido hay dos movimientos, uno que está a favor de la lucha y otro que está a favor de que los chicos vuelvan al aula ¿Hay comunicación entre el sindicato y los padres? ¿Cuál es la posición que toma el sindicato en esa situación?

 

FS: Tenemos comunicación, obviamente, con los padres que apoyan la lucha y van a nuestras asambleas y nos acompañan. 

 

Y con respecto a los padres que dicen acompañar la lucha y entendernos pero quieren que los chicos estén en clase, que quieren que los docentes peleemos por nuestros salarios pero dando clases.Un papá en la primera parte del año y una mamá en esta segunda etapa se pusieron en contacto conmigo. El papá fue directamente para ver si nos podíamos reunir. Yo le dije que no había ningún problema. El tema fue que justo yo viajaba a Bs. As. y le dije que le confirmaba cuándo podíamos. Quedamos en una fecha, le hablé al papá para decirle que podíamos, no sé, un miércoles o un jueves. El papá con mucha desilusión me dijo “le quiero pedir mil disculpas, no ha sido mi intención pero la verdad es que yo me puse en esta tarea y ahora resulta que nadie quiere participar ni reunirse con ustedes. Yo lo lamento mucho pero hubiera sido muy bueno”. Entonces yo al papá lo comprendo, lo entendí. Le dije “Entiendo, no hay ningún inconveniente, para nosotros es muy importante poder dialogar con ustedes”. Pero la verdad es que, bueno, no se da. Pero tengan en cuenta que esto, más allá del salario por el que estamos peleando, la situación del país -todavía no pasaba lo del dólar- pero ya con la proyección del 15% de inflación y sabiendo que en el presupuesto había una proyección de 15% para los salarios íbamos a terminar un año con mucho conflicto. Entonces le dije que nosotros no peleamos solamente por el salario, también estamos preocupados porque nuestros colegios, nuestras facultades y la universidad siga teniendo la excelencia que tiene, siga siendo pública, creo que eso es lo que nos tiene que unir.

 

Y en esta segunda parte del año una mamá me mandó WhatsApp con unas preguntas, incluso algunas que tenían que ver con la escuela. Yo le dije que ese tema tenía que preguntárselo a las directoras, no a nosotros pero sí estamos dispuestos a que nos reunamos, a que podamos escucharnos, que ustedes nos escuchen qué es lo que nos pasa y poder escucharlos ustedes y ver de qué manera podemos solucionarlo. Bueno esa mamá no se volvió a poner en contacto conmigo, sé que se lo propuso a este grupo de papás y mamás, y que no quieren el diálogo con nosotros. Es una pena ya que nos tienen como el enemigo, han puesto todas las energías en “destruir a los docentes”, en confrontarnos. No creemos que se deba opinar si el sueldo de un docente universitario es suficiente o no, o si es un sueldo alto y si estamos pidiendo más aún cuando cobramos mucho dinero. Nosotros no vamos a entrar en ese juego, no me voy a fijar cuánta plata gana un papá o una mamá de los que están en ese grupo. Creo que no tiene sentido esa confrontación porque lo que estamos exigiendo es tener un salario digno y no perder poder adquisitivo. Además, estamos en ese sentido peleando por un presupuesto, porque nuestro salario viene de la mano del presupuesto. En la misma medida en que se achique el salario se achica el presupuesto. Así que a esos papás, lo hemos dicho en cada una de las entrevistas que nos hacen, nosotros apostamos al diálogo, los papás y las mamás no son el enemigo. No es con ellos con quien queremos confrontar, nosotros tenemos claro que quien no está cumpliendo es el Ministerio de Educación de la Nación. Quien no está cumpliendo con pagar los salarios que un docente universitario necesita es el Ministerio, quien no se sienta a hablar es este Ministerio, y quien tiene en sus manos la resolución del conflicto es el Ministro de Ed. de la Nación. No somos los docentes y ahí sí creo que la universidad ha contribuido a exacerbar estos niveles de confrontación. Cuando se informó a los padres cuál es el ausentismo en los colegios, sin ningún tipo de análisis sobre ese ausentismo. Sino caemos en lo mismo de la provincia con el “Ítem Aula”: “no analizo y yo quiero que el docente esté dentro del aula no importa cómo, no importa el costo”. Y no hablo del costo en dinero sino del costo físico, moral, psicológico.

 

GC: Además hay que tener en cuenta que eso también repercute en el alumno.

 

FS: Totalmente. Entonces creo que ahí la universidad se equivocó. Esa información no es que sea secreta pero sí es privada, que son dos cosas distintas. La información pública no es secreta, está claro. Pero hay información que es privada y dieron a conocer informaciones privadas. Porque yo tampoco ando averiguando del papá, por qué no justifica las inasistencias de los hijos o no va a la escuela cuando se lo cita y se lo cita cinco veces o siete veces y no aparece en la escuela. No ando averiguando por qué ni hago una investigación. Digo, cada uno sabe, entonces creo que ahí la universidad sí se equivocó porque tirar números fríos de inasistencias, incluso muchas de ellas que son cubiertas por otros docentes porque están de licencia. Eso pasó el año pasado, espero que este año no hagan lo mismo porque nosotros tenemos un control. El control es de la administración que es la universidad. Y de cada oficina de RRHH que tiene cada institución. Los padres no son contralores de mi vida institucional, de mis asistencias y mis inasistencias. Entonces creo que ahí también se les dio intervención a los papás y a las mamás en áreas que no les correspondía intervenir. Y eso sí me parece que no es correcto.

 

GC: Y con una intención clara.

 

Ha cambiado un poco respecto del año pasado la participación de los estudiantes en la lucha docente ¿Cuál es el rol que ustedes creen que deben tener los estudiantes en cuanto al apoyo a la lucha docente?

 

GC: Yo creo que deben tener un rol activo, porque en realidad de toda la educación el destinatario es el estudiante. Entonces tenerlo ajeno al estudiante de toda la problemática docente que es una problemática de la educación, entonces mantenerlo ajeno es un despropósito. Cuando el alumno se interesa en preguntar me parece que es obligación responderle y sencillamente los alumnos año a año van madurando como ciudadanos, entonces nos tenemos que hacer cargo de que también somos responsables de eso porque en las aulas los educamos para que sean ciudadanos activos, no meros testigos. Entonces en la medida en que ellos se interesan, si bien estamos cumpliendo nuestros objetivos claramente, también tenemos que responderles, tenemos que hacernos cargo de que cuando preguntan tenemos que responderles. Y ellos este año han preguntado, se han sentado a conversar entre ellos, han participado, se han interesado. Obviamente están cambiando positivamente como ciudadanos, están creciendo. Entonces bienvenidos sean.

 

FS: Sí, yo lo que he notado también es que ha habido mucha más organización y práctica democrática en los centros de estudiantes secundarios. Por esto mismo que dice Gustavo, han preguntado, se han interesado y no hicieron falta 25 charlas.

En cuanto al presupuesto universitario hay dos cosas, primero Fadiunc sostiene que hay un recorte al presupuesto universitario. Queremos saber por qué y por otro lado en varias entrevistas hemos escuchado decir que la primera parte del año los sindicatos docentes luchan por salario y la segunda mitad del año luchan por presupuesto universitario ¿Cuál es esa lucha de presupuesto universitario, en qué consiste, cuáles son los ítems a los que apuntan los sindicatos docentes?

 

FS: Sí, es como una división que no es ortodoxa ni taxativa pero que es lo que se da en la realidad. Los salarios, nuestra paritaria vence el 28 de febrero ahora, antes vencía en julio. Eso hace que la lucha del salario, yo digo siempre que es lamentable que tengamos que todos los años llegar a marzo y no tener respuesta y empezar con medidas de fuerza, de las que fueren. Paro de 24 hs, clases públicas, marchas, todo lo que hacemos por nuestro salario. Y la segunda parte del año, desde hace años también, lo que pasa es que siempre ha pasado muy desapercibido el tema del presupuesto. Creo que en general la población, el pueblo no le da mayor importancia a lo que el Congreso aprueba que es el Presupuesto Nacional, o sea el presupuesto del funcionamiento de nuestra nación. No le damos bolilla, pasa como una reunión más del Congreso pero bueno, en estos últimos años, sino averigüen por qué antes del 2015 no había preocupación por el presupuesto y a partir del 2016 salimos más a la calle - aún cuando nosotros salimos siempre a la calle peleando por el presupuesto -, por qué de repente ahora el presupuesto está tan a la palestra. Al cambio de color político de gobierno le tenemos que sumar hoy la inflación, la disparada del dólar, los tarifazos, la devaluación… con lo cual la preocupación es por el presupuesto en general, pero por el de las universidades hoy sí o sí está en la vidriera. Porque ya venimos con un presupuesto ajustado que, aunque el rector diga “la UNCuyo no tiene mayores inconvenientes”, que la Secretaría de Políticas Universitarias acaba de decir que está al día, que ha pagado todo, más allá de eso hay una realidad y es que el presupuesto 2018 se calculó en base a una proyección de inflación del 15%. Y ya hoy tenemos una inflación del 20% con lo cual cuando termine el año ese presupuesto va a quedar 15 puntos por debajo de lo proyectado si llegamos al 30% de inflación. Es muy fácil, sumándole a eso que se le restaron tres mil millones de pesos en marzo de este año y que hay subejecución del presupuesto porque no llegan las partidas para gastos de funcionamiento, no llegan las partidas para el pago del FONID (Fondo Nacional de Incentivo Docente). Y las universidades tienen que sacar de su presupuesto, de sus economías o de fondos propios para pagar, con lo cual este año ha recrudecido la lucha por el presupuesto. Un gran número importante de rectores se han puesto a la cabeza de la lucha por el presupuesto, que ha coincidido con la salarial que, como nunca, hemos llegado a agosto y seguimos peleando por el salario. Ese es el otro tema, que estamos llegando a septiembre y todavía no tenemos la pauta salarial 2018, con lo cual también hay recortes y ajustes al presupuesto. Livianamente no se puede decir que la universidad está bien o está mal porque hay una realidad, ajuste al presupuesto hay desde el momento en que se están ajustando los salarios. Es así. El gobierno se está ahorrando un montón de plata al no llegar a un acuerdo salarial con nosotros, al imponernos los aumentos que nos han impuesto. Por eso la lucha por el presupuesto, ahora en el 2018, se ha profundizado pero es una lucha que, desde la vuelta de la democracia, se ha dado siempre. Nuestro reclamo en un momento era “triplicación del presupuesto universitario”. Es decir, viene mal desde siempre.

 

Para ir cerrando, creo que son el único sindicato que aún está peleando por salario a nivel nacional, que siguen en la lucha, que no han tenido un aumento real más allá de lo impuesto por el Ministerio de Educación. En esta cuestión donde no plantean un solo flanco, porque por un lado están defendiendo su salario pero por otro nunca han dejado de sostener que defienden la universidad pública y gratuita, aún cuando sus salarios siguen en detrimento de toda la economía, ¿cuál es el mensaje a la sociedad por parte del sindicato?

 

GC: Y bueno, los derechos, si bien uno tiene una mirada amplia y ve los problemas sociales en los que estamos envueltos desde donde uno está parado, que es la educación, tiene la obligación de hacerlo. No se puede estar completo si uno no defiende sus derechos. No es un ser digno si uno no defiende sus derechos. Desde la educación uno ve qué es , y es algo que sabemos todos, que es el hecho de que la educación es el único lugar donde se puede salvar un pueblo, se puede salvar de la corrupción, del hambre, de la miseria, de la desigualdad y, justamente, desde la educación. Nosotros que estamos en la educación tenemos que defenderla. Todos nos hemos educado en este tipo de educación gratuita, laica, de calidad y la tenemos que defender. Día a día vemos cómo se va recortando, denigrando, poniendo de rodillas a los docentes y pareciera que desde un sector se quiere quitar estos derechos que tienen los seres libres de educarse. Pareciera  porque no se le da la importancia que se le debería dar y que los países más desarrollados se les ha dado. Entonces es nuestra obligación.

 

FS: Completando, la educación, el proyecto de universidad va de la mano del proyecto de país. Claramente el proyecto de país que se está planteando hoy no es el que queremos, el proyecto de universidad que se pretende instalar, tampoco. No queremos una universidad elitista, para unos pocos. No queremos escuchar más un presidente que diga “la universidad es un privilegio” ni a una gobernadora que diga “los pobres no llegan a la universidad”. Porque es una concepción ideológica profunda que claramente marca cuál es el proyecto de país, proyecto para unos pocos, para los que tienen. Y los que no tienen que se conformen con no tener y eso dista totalmente de qué país queremos y, como dice Gustavo, la educación, la universidad son fundamentales para resistir esta pretensión de convertirnos en una colonia y realmente convertirnos en un país independiente. Ese sería el mensaje.

 

Actividades para esta semana...

 

La tarde del Miércoles se realizó una Volanteada y "Ruidazo" en el predio de la UNCuyo, a partir de las 16:30 hs, que terminó en frente del Rectorado.

Hoy, Jueves a las 10 hs, FADIUNC irá a la asunción del Consejo Superior y, luego, se realizará una asamblea de todos los claustros.

La propuesta que llevará FADIUNC para la semana que viene es realizar una marcha en Mendoza, dejar de dilatar y salir a la calle.

Al mediodía habrá una "Olla popular" y a las 15 hs continuará la asamblea de FADIUNC para llevar mandato al Plenario de Secretarías Generales de CONADU Histórica

 

El Viernes 24 se realizará el Plenario de Secretarías Generales en Plaza de Mayo, Buenos Aires.


Escribir comentario

Comentarios: 0

NOTAS RELACIONADAS